Gracias a un estudio realizado de la galaxia W2246-0526, por los científicos del radiotelescopio más potente del planeta (ALMA), ubicado en Chile, ahora sabemos que la galaxia más luminosa de todo el universo conocido se está autodestruyendo a sí misma. Los científicos pudieron observar por primera vez el movimiento interestelar de dicha galaxia.

Al observar el movimiento interestelar de una galaxia, lo que realmente se ve es el movimiento de gas y polvo que hay entre sus estrellas, lo que más llamo la atención de los científicos al observar la galaxia, es la fuerte turbulencia de actividad que hay en su interior que podría hacer que se agotara todo el contenido gaseoso que hay en el interior de la galaxia, que es de lo que forman las nuevas estrellas.

Anuncios
Anuncios

La causa más probable de lo que está pasando en la galaxia W2246-0526, se debe a la presencia de un cuásar oscurecido (Un agujero negro súper masivo en el centro de una galaxia) el brillo tan increíble de esta galaxia, se debe a un pequeño disco de gas, pero a la vez increíblemente energético que se calienta a medida que va siendo absorbido por la espiral del agujero negro.

La W2246-0526 se encuentra muy alejada de la Vía Láctea, a 12.400 millones de años luz de nuestro planeta y es unas 10.000 veces más luminosa que la nuestra, según declaraciones del científico de la #Universidad Diego Portales de Chile y principal autor del estudio Tanio Díaz-Santo, la galaxia es tan caótica se está autodestruyendo así misma, no todas las galaxias pasan por ese proceso y si continuara así esa intensa radiación infrarroja terminaría por consumir todo su gas interestelar.

Anuncios

Se podría decir que es como una enorme hoya a presión.

Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) es una asociación entre la Unión Europea, Asia del Este y Estados Unidos, con la colaboración de Chile. En estos momentos es el mayor proyecto astronómico que existe en el mundo. El proyecto fue construido en el llano de Chajnantor en el desierto de Atacama en Chile a 5058 metros de altura, el complejo comprende un conjunto de 66 antenas (Radiotelescopios) y tuvo un coste de más de 1000 millones de euros. Esto lo convierte en el mayor y más caro radiotelescopio de todo el planeta. #Investigación científica #NASA