Según las últimas declaraciones del científico Stephen William Hawking, el ser humano podrá habitar en colonias construidas en el espacio, con el tiempo nos habremos diseminado por el espacio exterior rumbo a estrellas fuera de nuestro sistema solar. Para el físico británico, la posibilidad de que haya un gran desastre en nuestro planeta, aumenta cada día más y colonizar el espacio es la única solución para evitar la desaparición de la raza humana.

Para Stephen Hawking las mayores amenazas para el planeta serian el #Calentamiento global que aumenta a un ritmo muy acelerado, una guerra nuclear o los virus manipulados genéticamente, por lo que el progreso de la ciencia y el avance de la tecnología irán creando nuevas amenazas para la raza humana en el futuro.

Anuncios
Anuncios

Tanto el científico británico de 73 años Stephen Hawking, como el físico ruso Viatcheslav Mukhanov han sido premiados este martes con el Premio Fronteras del Conocimiento de Ciencias Básicas, que concede la fundación BBVA por descubrir el origen de las galaxias. El premio es decidido por un jurado compuesto de 7 científicos internacionales y tiene una dote de 400.000 euros.

En 1981 Viatcheslav Mukhanov publico el trabajo "Las fluctuaciones cuánticas y el universo no singular" tras un año de cálculos en el que llegaba a la conclusión de que las fluctuaciones cuánticas eran el origen de la formación de las galaxias, casi a la vez con solo unos meses de diferencia Stephen William Hawking llegaba a la misma teoría y declaraba que el universo tras ocurrir el Big Bang, unas variaciones a escala microscopia se esparcieron como semillas para dar origen a las galaxias.

Anuncios

Las investigaciones de estos dos grandes científicos dieron como resultado lo que a día de hoy conocemos como física cuántica, tras tener que esperar más de treinta años, lo que era una teoría, el satélite Planck lo convirtió en irrefutable en el año 2013, cuando midió la temperatura de la radiación de fondo en toda la esfera celeste, detectando regiones en donde la temperatura variaba ligeramente, probando que las fluctuaciones cuánticas existían realmente. #Investigación científica #Universidad