No somos superhéroes .... Al menos no al modo de los superhéroes que vemos en el cine, que contemplamos asombrados en los cómics ... No somos capaces de volar a grandes velocidades ni de mover montañas con nuestros músculos.

Pero si observamos el cuerpo humano con paciencia, con la curiosidad de un científico y las herramientas adecuadas veremos las grandes proezas invisibles que somos capaces de realizar, casi cada día, sin darnos cuenta...como pequeños héroes anónimos de la mejor de las fantasías. 

La central de los prodigios, la caja donde reside la mayor parte de nuestros grandes récords, es , por supuesto, el cerebro.

Anuncios
Anuncios

Según un estudio realizado por la neuróloga Mary Potter, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), podemos procesar una imagen en apenas 13 milisegundos . La vista es el más rápido de nuestros sentidos, mientras que el más lento es el gusto: tardamos 500 milisegundos en identificar un sabor, ya que debe unirse información relacionada con el olfato y el tacto, y agregarla a los dados que ofrecen los termorreceptores (como en el caso de la comida picante).

Un análisis exhaustivo de nuestro aparato visual nos da una idea de cuán poderoso es. Después de que la información visual impacte en la retina, los dados fluyen hacia el cerebro cargados de pistas interesantes sobre formas, colores , orientación, velocidad, etc. En anteriores investigaciones se había establecido que todo ese trabajo de procesamiento de dados requería unos 100 milisegundos, pero lo más modernos sistemas de medición biofisiológica han permitido ajustar el cálculo .

Anuncios

Es posible que nuestro aparato visual sea como el músculo de de un atleta, que es capaz de entrenarse a si mismo, de acostumbrase a un rendimiento cada vez más rápido y de superar sus propios récords de velocidad. De  hecho, este descubrimiento es coherente con otras investigaciones realizadas con monos que demuestran que sus aparatos visuales pueden activar neuronas con una cadencia mínima de 14 milisegundos.

El ojo 

En la retina humana es donde se procesa todo lo que vemos. Las imágenes capturadas por la retina viajan por nervio óptico e impactan en el cerebro. Los conos y los bastones son los dos tipos de células fotorreceptoras que ayudan a elaborar la imagen visual. Los conos son estructuras robustas y cónicas que procesan la sensibilidad a los colores. 

Los bastones son más delgados y sensibles, y están involucrados en la captación de imágenes en mínimas condiciones de visibilidad. #Calidad de vida