La caza por este planeta fantasma comenzó a finales del siglo XIX, cuando los astrofísicos de aquel entonces observaron ligeros cambios en la órbita de Neptuno, el octavo planeta, que podrían ser atribuidos al efecto gravitatorio de otro gigante desconocido mucho más allá de su órbita.

No es la primera vez durante el último siglo que alguien sugiere haber encontrado al elusivo Planeta X. Ya en 1930, el astrónomo estadounidense Percival Lowell anunció que había encontrado un cuerpo planetario que orbitaba más allá de Neptuno y que cumplía con las características esperadas si se trataba del Planeta X. Decidió nombrar a este planeta Plutón tras el dios de la muerte romano, al tratarse de un mundo oscuro y gélido.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, investigaciones posteriores mostraron que Plutón no podía explicar los 'bamboleos' orbitales de Neptuno, ya que su masa es prácticamente despreciable al lado de la del gigante azul, razón por la que la búsqueda de un décimo planeta recomenzó. Cabe destacar que inclusive, desde 2006, Plutón ya no es considerado un planeta.

Pero a finales de este año, científicos de la Chalmers University of Technology (Suecia), del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (México) y de la Universidad Nacional Autonóma de México anunciaron que podrían haber descubierto dos objetos planetarios en las órbitas más alejadas conocidas de nuestro sol. Utilizando el telescopio del desierto chileno de Atacama (conocido como el telescopio ALMA), lograron observar dos objetos particularmente grandes en los límites del sistema solar.

Anuncios

El primero de ellos fue bautizado Gna en honor a al mensajero de los dioses nórdicos, y podría tratarse de un objeto del tamaño de Irlanda que se encuentre en la vecindad de Urano, pero que de encontrarse en realidad mucho más lejos, podría tratarse de un gigante colosal. El segundo y más misterioso objeto se trataría de una 'Super-Tierra' (planeta rocoso con características similares a nuestro, pero entre 20% y 100% más grande) que orbita más allá de Plutón, y que se podría observar cerca del sistema estelar Alfa Centauri.

A pesar de un descubrimiento tan importante, el mismo aun se encuentra en fase investigativa. Apenas se han hecho las primeras observaciones sobre estos objetos y casi no se sabe nada de ellos. "Nosotros queríamos únicamente poner al alcance de la comunidad esta información para saber si estábamos pasando algo por alto, en cuyo caso retiraríamos inmediatamente las publicaciones", indicó Wouter Vlemmings, uno de los investigadores.

La controversia no se ha hecho esperar, y desde la publicación de sus resultados ha sido más la crítica desfavorable obtenida desde la comunidad científica.

Anuncios

Esta ataca principalmente el hecho de que tras una simple observación se haya llegado a conclusiones tan específicas, y se haya publicado esta información sin mayor respaldo. Michael Brown, astrónomo líder en la degradación de Plutón de 'planeta' a 'planeta enano' mencionada anteriormente, es totalmente escéptico a concluir que pueda tratarse del Planeta X, y comentó: "Lo que realmente vieron fue un pequeño punto luminoso en un lugar, y luego otro punto luminoso en otro lugar 6 meses más tarde". Además opinó que "Para aquellos que de hecho trabajamos en esto, es embarazoso que siquiera digas que podrías estar buscando esta clases de cosas en los límites del sistema solar, porque ya ha habido tantas teorías locas".

Aún cuando el supuesto descubrimiento parece totalmente desacreditado, se deberá esperar algunas semanas para saber en qué concluye este asunto. El hecho es que la búsqueda de nuevos planetas no sólo se está llevando a cabo en lejanas estrellas, sino que alguno entusiastas intentan encontrar vecinos desconocidos que puedan ayudar a explicar la evolución de nuestro propio sistema solar.

SpaceEngine: Una ventana al Universo

Un asteroide gigante se dirige al planeta Tierra en este mes de diciembre #NASA