Todos hemos oído alguna vez la popular frase "a un hombre se le conquista por el estómago" pero según sugiere un nuevo estudio, cuando llega el momento de la verdad, los machos de algunas especies preferirían morir de hambre antes que separarse de su pareja.

Investigadores de la Universidad de Oxford han llevado a cabo un estudio sobre los carboneros comunes de Whytham Woods, en Oxfordshire, para estudiar la fortaleza de los vínculos entre parejas. Del mismo modo que los humanos, muchas especies de aves suelen ser socialmente monógamos, es decir, buscan un compañero con el que emparejarse durante varios años e incluso toda la vida.

Anuncios
Anuncios

Para realizar el estudio, instalaron transmisores en las patas de los pájaros y colocaron dos cajas nido especiales llenas de comida separadas entre sí que solo podían ser abiertas en presencia de uno de los pájaros, es decir, el macho no podía abrir la caseta de la hembra y viceversa.

Los investigadores pensaron en un principio que probablemente los pájaros se separarían si uno de ellos tuviese que hacer el sacrificio de dejar de comer. Pero en lugar de separarse para ir cada uno en busca de su comida, los investigadores descubrieron que el macho se quedaba junto a la hembra aunque eso significase pasar hambre.

Más tarde, descubrieron que la pareja había aprendido a colaborar, de modo que la hembra abría la puerta y se apartaba, dejando pasar al macho para que se alimentase.

Josh Firth, el investigador de la Universidad de Oxford que ha dirigido el estudio, explica que la decisión de un pájaro de permanecer junto a su pareja por encima de la necesidad básica de comer, que evidentemente, no es beneficiosa a corto plazo, demuestra cómo una decisión individual puede venir determinada por ser conscientes, de algún modo, de los beneficios a largo plazo de la vida en pareja.

Anuncios

Los resultados del estudio, que han sido publicados en la revista Current Biology demuestran la importancia de las relaciones sociales en la vida de los pájaros salvajes incluso cuando va en detrimento de sus necesidades básicas.

#Animales #Investigación científica #Amor a prueba