El tipo de alimentación que ofrecen la mayoría de comedores escolares significa un gran problema para muchas familias. Los niños con celiaquismo, intolerancias y alergias se ven excluidos, muchas veces, de este momento en la escuela. Pero no solo afecta a niños que padecen algún trastorno alimenticio, los pequeños acostumbrados a una alimentación específica, vegetariana, vegana, macrobiótica, etc., también se quedan fuera.

Sin embargo, no todos los centros educativos ofrecen la tradicional hamburguesa o el perrito caliente a la hora del almuerzo. En el colegio público Pare Català, ubicado en la Comunidad Valenciana, se ha implementado una alimentación de proximidad.

Anuncios
Anuncios

Es decir que, el menú ofrecido a los más pequeños, proviene de huertas y cultivos de la zona. Esta clase de alimentación sostenible no solo mejora la alimentación y concientiza a las familias de los beneficios de un consumo ecológico, sino que favorece a los agricultores locales.

Desde este año, todas aquellas escuelas que cuenten con un huerto propio y lo deseen pueden optar por desarrollar actividades que tengan relación con la agricultura en Sociópolis, el controvertido barrio proyecto, del gobierno valenciano. #Educación #Botánica #Alimentos