Un río que transporta agua roja. Una zona emblemática. En la sierra de Huelva se encuentra el Parque Minero de Río Tinto. Adentrándose en él, el viajero además de conocer la actividad minera de la zona, puede realizar un paseo en tren por la orilla de este río del color del vino.

Las Minas de Río Tinto marcaron el pueblo y escribieron su historia con la llegada de los ingleses en el siglo XIX, y es hoy en día un importante punto de interés cultural y turístico de la provincia andaluza. “El río Tinto es de agua roja debido a la disolución de minerales –explica Gema Huelva, una de las guías de la Fundación Río Tinto– , sobre todo óxidos e hierro que coge el río en el propio nacimiento, y que va disolviendo la propia montaña”.

Anuncios
Anuncios

“Tiene su propio ecosistema, con bacterias, y está siendo estudiado tanto por la Nasa como por el centro de astrobiología española; por el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) y el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), por su gran parecido a los ríos y lagos en el planeta Marte”, añade la guía.

Por su parte, Nieves Aguilar, otra de las guías del complejo turístico minero, explica el funcionamiento de las minas que aún pueden visitarse a lo largo del pueblo, junto con el museo. El yacimiento de Peña del Hierro, en el inicio del río Tinto, es uno de los más visitados, ya que se ofrece a los visitantes un recorrido explicativo por su interior (con casos como protección), que desemboca en una de las cuencas mineras.

Desde el año 3000 antes de Cristo se han realizado trabajos en la cuenca minera de Huelva.

Anuncios

Es lo que se llamó la Edad del Cobre calcolítico. Desde entonces, estas minas prácticamente no han dejado de funcionar y de sacar minerales hasta hace apenas catorce años, cuando la última de estas se cerró por una cuestión, "principalmente de rentabilidad".

Esto no significa, sin embargo, que la reserva de mineral se haya agotado. Por el contrario, estas minas siguen teniendo una alta concentración de mineral de cobre, y en consecuencia, de trabajos a realizar. “Esa gran concentración de calcopirita hace posible que la mina del Cerro Colorado, cerca de la entrada de Nerva, haya vuelto a la producción”, explica Aguilar. La intención es que el funcionamiento de esta, que ahora está en proceso de acomodamiento, se inicie de manera definitiva con la mayor brevedad posible.  

A través del puerto de Huelva, y de manera ocasional del puerto de Sevilla, se daba salida a todos estos materiales que se encontraban en la mina. Así, y para ello, se construyó una red ferroviaria. Por su parte, algunas de las minas llegaron a tener hasta doce niveles, aunque muchas se fueron cerrando por no ser rentables.

Anuncios

Hoy en día, algunas se visitan, como es el caso de la galería de Santa María, que mide entre 150 y 200 metros, y que sirvió en su día para transportar materiales. En la parte alta de la mina se encuentran variedades de hierro, como son la pirita y la goethita. Por su parte, en niveles inferiores, el mineral más importante es la calcopirita. #Investigación científica