Según recoge la revista Nature Communications, un equipo de científicos de la Facultad de Física de la Universidad de Sídney (Australia) ha podido encontrar la forma de diagnosticar el #Cáncer, en especial en las primeras etapas del mismo, sin tener que realizar ningún tipo de intervención quirúrgica o invasiva en los pacientes.

La clave está en los diamantes. Desde hace varios años que se detectó que los diamantes podrían ser relevantes en tratamientos contra el cáncer y abriendo de esta forma varias líneas de investigación en la búsqueda de la solución al cáncer.

Gracias a esas líneas de investigación el grupo de científicos de la Facultad de Física de la Universidad de Sidney han realizado una versión sintética de diamantes a nanoescala (partículas de 4-5 nanometros de diámetro) a los cuales denominan nanodiamantes.

Anuncios
Anuncios

Estos nanodiamantes no provocarían reacciones toxicas en el cuerpo humano. Al explorar las propiedades no toxicas de los diamantes, los investigadores, se dieron cuenta de que gracias a las características magnéticas de los diamantes, estos podían actuar como faros en las resonancias magnéticas, iluminando  las células cancerígenas. De esta manera se podría localizar un cáncer sin ningún tipo de prueba invasiva para el paciente a diagnósticas.

“Este es un gran ejemplo de cómo la investigación en física cuántica aborda los problemas del mundo real, desvelando el camino de los cánceres mucho antes de que se conviertan en un peligro en la vida del paciente”, comenta Ewa Rej, líder del estudio.

El coste de este tipo de diagnóstico no será muy costoso, ya que se trata de una versión sintetizada de los diamantes y ya es catalogado como un gran hallazgo para facilitar el diagnóstico de cáncer y proceder a su tratamiento.

Anuncios

Por ahora se está investigando y el siguiente paso es la experimentación con animales antes de pasar a ensayos clínicos con humanos.

Quién sabe, podríamos estar ante un gran avance en el diagnóstico de cáncer, en especial en las primeras fases de esta enfermedad que, por desgracia, padecen muchas personas. #Investigación científica #Calidad de vida