Dos equipos de investigación franceses del INSERM concluyen que la sobreexpresión de una enzima, capaz de eliminar el colesterol excesivo en nuestra cerebro, puede ser una vía para actuar sobre la proteína TAU. Dicha proteína es uno de los componentes responsables de la enfermedad de Alzheimer, junto a las placas amiloides.

Para que el colesterol cerebral sea expulsado y eliminado debe atravesar la barrera hematocerebral. Tiene que ser transformado en 24-hidroxi-colesterol, también llamado, 24-OHC. La enzima que puede llevar a cabo esta labor es la llamada colesterol-24 hidrolasa o CYP46A1. La hipótesis del estudio es que si se sobreexpresa la enzima CYP46A1 habría un menor nivel de colesterol cerebral, y ello redundaría en una menor expresión de la proteína TAU, que es uno de los componentes de la enfermedad de Alzheimer.

Anuncios
Anuncios

Se ha probado esta hipótesis en modelo de ratones mediante la inyección de un vector viral con la enzima CYP46A1 que elimina el colesterol. Los resultados han confirmado que ésta sería una vía efectiva.

La directora de la investigación del Inserm, Nathalie Cartier, plantea que la terapia génica mediante la administración intracerebral de un vector viral con la enzima CYP46A1 podría ser un posible tratamiento para los casos de Alzheimer precoz y severos. Los avances en la investigación nos van proporcionando una mejor comprensión de la enfermedad.

Mecanismos y secretos de la enfermedad de Alzheimer.

La asociación francesa LECMA Vaincre Alzheimer ha promovido un vídeo en 3D en el que se explican las interacciones entre la proteína TAU y los microtúbulos que componen los axones de las neuronas.

Anuncios

La degradación de esta proteína hace que se pierda la estabilidad en los microtúbulos y que el axón entre en un proceso de degeneración neurofibrilar.

Régimen Mind como terapia de prevención

Por otra parte, investigadores estadounidenses del Rush Alzheimer's Disease Center han publicado los resultados del régimen MIND (Mediterranean-Dash Intervention of Neurodegenerative Delay). Este estudio plantea la necesidad de mantener una dieta nutricional para prevenir el Alzheimer, evitando previamente que se produzcan lesiones vasculares.

Las lesiones vasculares podrían evitar la facultad de nuestro cerebro de limpiar los depósitos de pépticos amiloides beta. Por lo tanto, si se mantiene una dieta saludable que evite la hipertensión arterial y las lesiones vasculares se estaría facilitando que en nuestro cerebro se produzcan menos placas amiloides.

Los alimentos que esta dieta considera como positivos para la prevención del Alzheimer son los frutos secos oleaginosos, las verduras, el pescado, bayas, legumbres, cereales y el aceite de oliva. A evitar serían especialmente los alimentos ricos en ácidos grasos trans y saturados. #Investigación científica