En términos generales, el procesamiento del lenguaje es un trabajo que tiene lugar en el hemisferio izquierdo del cerebro. Eso es cierto si se trata de lengua hablada o escrita. Pero hay una excepción que confirma la regla y así nos los ha demostrado un ciudadano turco en la revista Current Biology. Y lo ha hecho con el silbido turco. 

"Estamos increíblemente emocionados al ver que existe un lenguaje de este tipo," dice Onur Gunturkun de la universidad Ruhr-Universität Bochum en Alemania. "Es un verdadero experimento de la naturaleza."

¿Y en qué consiste el silbido turco? En eso exactamente, en un turco silbando. Este método de comunicación fue muy popular hace ya años y la gente lo usaba para comunicarse entre sí en los pequeños pueblos de Turquía, antes de la llegada de los teléfonos.

Anuncios
Anuncios

Lo usaban como un medio de comunicación a larga distancia. En comparación con el habla, el silbido llega mucho más lejos. 

"Si nos fijamos en la topografía, está claro lo útil que es la comunicación mediante el silbado ", dice Gunturkun. "No se puede articular la voz más fuerte de lo que se puede silbar. El silbido se puede escuchar a kilómetros de distancia a través de abruptos cañones y altas montañas."

De hecho el silbido turco no es un idioma distinto del turco hablado, explica Gunturkun. Además, es un lenguaje universal que todo el mundo puede entender sin necesidad de traducción.

"Como una persona de habla turca nativa, me llamó la atención que no entendía una sola palabra cuando estos chicos empezaron a hablar", dice. "Ni una sola palabra! Después de una semana, empecé a reconocer algunas palabras, pero sólo si me sabía el contexto."

Pero más allá de la diferencia entre idiomas o la distancia a la que pueda llegar, lo realmente impactante es que Gunturkun se dio cuenta de que era una oportunidad perfecta para poner a prueba la idea de que el lenguaje es predominantemente una actividad de cerebro izquierdo.

Anuncios

Este tipo de lenguaje activa el lado derecho, y ¿por qué ocurre eso? Porque el procesamiento de la comunicación mediante silbidos incluye la frecuencia, el tono y la melodía y estas cosas hacen trabajar  a la parte derecha de nuestro cerebro.

Los investigadores examinaron la asimetría cerebral en el procesamiento hablado frente el mediante estímulos de los dos tipos con unos auriculares. Luego, los participantes informaban de lo que habían oído. Cuando se trataba del habla los participantes escuchaban mucho mejor por la oreja derecha (es decir que trabaja el lado izquierdo del cerebro) mientras que con los silbidos los podían escuchar perfectamente desde ambos oídos (por tanto también trabaja el lado derecho del cerebro).

"Pudimos demostrar que el silbido crea una contribución equilibrada de los hemisferios", dice Gunturkun. 

Eso es importante, dicen los investigadores, ya que significa que la dominancia del hemisferio izquierdo en el lenguaje depende de la estructura física del lenguaje.  #Investigación científica