Científicos están fascinados por una serie de explosiones inusuales de estrellas, más allá de los confines de su  galaxia. Un nuevo análisis de 13 supernovas - incluyendo los datos procedentes del Telescopio Espacial Hubble de la NASA - está ayudando a los astrónomos a explicar cómo algunas estrellas jóvenes estallaron antes de lo esperado, lanzándolos a un lugar solitario lejos de sus galaxias anfitrionas.

Es un complicado misterio de los sistemas de estrellas dobles, galaxias en fusión, y  agujeros negros gemelos, que comenzó en el 2000, cuando se descubrió la primera supernova con estas características, según el investigador principal del estudio Ryan Foley, de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

Anuncios
Anuncios

"Esta historia ha dado un montón de vueltas y revueltas, y me ha sorprendido en cada paso del camino", dijo. "Sabíamos que estas estrellas tenían que estar lejos de la fuente de su explosión como supernovas y quería saber cómo llegaron a sus lugares actuales".

Foley pensó que las estrellas habían emigrado de alguna manera a sus posiciones finales. Para probar su idea, estudió los datos del Observatorio Lick en California, del Observatorio WM Keck y del Telescopio Subaru, en Hawai, para determinar con que velocidad se desplazaban las estrellas. Para su sorpresa, descubrió que las estrellas eran lanzadas a la misma velocidad y habían sido arrojadas fuera de nuestra galaxia, la Vía Láctea por su agujero negro supermasivo en el centro, a más de 7 millones de kilómetros por hora.

El astrónomo luego dirigió su atención al envejecimiento de las galaxias, al área de las supernovas y al exceso de velocidad.

Anuncios

El estudio de las imágenes de los archivos del Hubble, confirmó que muchas de ellas son galaxias elípticas masivas que se fusionan o se habían fusionado recientemente con otras galaxias

La hipótesis de Foley indica que un par de agujeros negros supermasivos en las galaxias se fusionan y pueden  proporcionar asistencia gravitatoria como se suele utilizar con las naves espaciales. Casi todas las galaxias tiene un agujero negro masivo en su centro. Según Foley, después de que dos galaxias se fusionan, sus agujeros negros migran hacia el centro de la nueva galaxia, cada uno con un cúmulo de estrellas. Como los agujeros negros bailan alrededor uno del otro hay momentos en los que los agujeros se acercan demasiado y expulsan estrellas a gran velocidad. 

Para que nos hagamos una idea, una galaxia como la Vía Láctea puede expulsar una estrella en un siglo; un agujero negro supermasivo binario con la fusión de dos galaxias puede arrojar 100 estrellas por año. "La interacción de los agujeros negros acorta la fusión," explicó Foley.

Anuncios

Mientras que los científicos creen que han encontrado lo que causa estas supernovas, algunos misterios permanecen sin resolver, como por ejemplo por qué son inusualmente débiles. Estas supernovas producen más de cinco veces de calcio que otras explosiones estelares. 

Los resultados aparecen en la edición del 13 de agosto de la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society #Investigación científica