Encontrado y bien conservado, el corazón más grande del mundo. Un equipo de científicos canadienses logra hacer la mayor de autopsia de la historia y se recupera por primera vez todo un corazón de la ballena azul, el mayor en el reino animal.

El equipo de biólogos logró por primera vez recuperar y preservar el corazón de una ballena azul (balaenoptera musculus). Es un evento muy importante desde el punto de vista científico, ya que permitirá a los investigadores desentrañar varios misterios acerca de la fisiología del mamífero más grande existente en la faz de la Tierra.

Un corazón de lo más grande.

El corazón de la ballena azul, con sus 180 kg y 1,5 metros de ancho, es el órgano más grande de todos los del reino animal.

Anuncios
Anuncios

Con cada latido la ballena puede bombear hasta 220 litros de sangre.

El cuerpo recuperado por los canadienses proviene de una ballena hembra que murió el año pasado frente a la costa sureste del país. El animal falleció junto con otros 8 ejemplares, ahogado por la gruesa capa de hielo que les impedía salir a la superficie para respirar.

La autopsia no fue una tarea fácil ya que la operación duró más de una semana, y se necesitó un equipo especial para hacerla y hacer uso tanto de la cirugía como de la industria pesada. Los científicos han preservado todo el esqueleto del animal, el corazón y muestras de diversos tejidos.  El corazón extirpado de ballena azul canadiense es el más grande que se haya visto hasta día de hoy.

Antes de esta investigación la ballena había quedado congelada en el Atlántico durante casi un año.

Anuncios

Su corazón no estaba perfectamente conservado, reconstituirlo llevó bastante tiempo así que también hizo falta una buena dosis de paciencia y de ingenio. Ahora el órgano está dentro de un tanque de acero inoxidable sumergido en una solución especial que evita la descomposición y se mantendrá a disposición de los investigadores de todo el mundo.

El descubrimiento, sin embargo, ya ha contribuido a desmentir al menos un mito del corazón de la ballena azul: la aorta no es lo suficientemente grande para permitir que un hombre nade en su interior. #Animales #Investigación científica