El Volcán Cuexcomate está situado en Puebla (México) y se considera el volcán de menor tamaño del mundo. Su nombre viene de náhuatl cuexcómatl, que es un "sitio para guardar cosas", término que aún se utiliza para guardar el grano y salvarlo de lluvias y animales. Es tipo"hawaillano", a día de hoy se encuentra inactivo.

Parece ser que dicho volcán nació en en año 1064, a raíz de una erupción volcánica que soltó barro, magma y agua sulfúrica como consecuencia del estallido de su volcán vecino. Su nacimiento, por lo tanto, parece ser que tiene relación con el volcán Popocatépetl. Se dice que en la antigüedad los cuerpos sin vida de los vecinos que se suicidaban en la ciudad eran tirados por el cráter, ya que nadie tenía que velar por ellos ni sepultarlos.

Anuncios
Anuncios

También se cuenta que a los ciudadanos de Puebla se les llamaba "Hijos del ombligo del Diablo", por la relación de los volcanes con el mismo Diablo y la forma de "ombligo" del cráter.

Dicho volcán está rodeado de columpios, donde los niños juegan en un barrio humilde de Puebla. Hasta hace poco había vecinos que utilizaban su cráter para tirar basura y desperdicios, por lo que el pueblo realizó el esfuerzo de cambiar las cosas, limpiarlo y ofrecerlo a los visitantes como punto de interés turístico.

Cuexcomate tiene un cráter con un diámetro de algo menos de 10 metros por el cuál podríamos descender hasta unos veintitrés metros de profundidad, a través de su chimenea.

De hecho, se puede bajar a través de unas escaleras en espiral adaptadas para ello, hasta llegar a una zona que se ha preparado para visitas de turistas guiadas, lugar en el que se puede observar perfectamente por donde el agua realiza su recorrido y grutas que todavía no se sabe a ciencia cierta hasta dónde llevan ya que nadie las ha explorado, aunque se supone que darían comunicación el diferentes lugares del paraje.

Anuncios

De ésta forma los vecinos han conseguido llenar luz un lugar que no mucho tiempo atrás utilizaban como basurero, adaptándolo como lugar de interés turístico, el cuál está captando numerosos visitantes cada año, aportando alegría y vida a Puebla. #Investigación científica