"En un universo infinito, tiene que haber otros casos de vida. Puede que, en algún lugar del cosmos, quizá, haya vida inteligente", declaró el eminente astrofísico Stephen Hawking durante una reunión celebrada el pasado 20 de julio en la sede de la Royal Society en Londres. Hawking es uno de los numerosos científicos que acepta la existencia de vida extraterrestre.

Sin embargo, ese optimismo que muestra hacia la pluralidad de mundos habitados contrasta con su pesimismo a la hora de apoyar proyectos como SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence), que tiene como fin establecer un eventual contacto con supuestas inteligencias foráneas a través de señales radioeléctricas.

Anuncios
Anuncios

Varias veces ha advertido públicamente del peligro que supondría que una cultura alienígena nos localizara. "Si los extraterrestres nos llegan a visitar, creo que el resultado sería muy parecido a como cuando Cristóbal Colón llegó a América, lo que no terminó muy bien para los indígenas", señala. En su opinión, si nos detecta una raza extraterrestre que ha acabado con todos los recursos de su planeta, es posible que se haya vuelto nómada y actúe como conquistadores de otros mundos. En ese caso, ¿qué pasaría con la especie humana si llegasen a la Tierra? ¿Sería nuestro fin definitivo?

El cine de ciencia-ficción ha abordado en muchas ocasiones la colonización de nuestro planeta por parte de invasores alienígenas. Films como 'La guerra de los mundos', 'La Tierra contra los platillos volantes', 'Los invasores de Marte', 'Independence Day' o series como 'V' reflejan una posibilidad que hoy ya están contemplando algunos científicos, no solo Hawking.

Anuncios

Richard Parlour, físico y astrónomo, afirma que "desarrollo tecnológico no implica desarrollo moral", y nosotros seríamos el mejor ejemplo.

Por su parte, el paleontólogo Simon Conway Morris lanza un aviso: "Debemos estar preparados para lo peor. Si los extraterrestres inteligentes existen, se verán justo como nosotros, y dada nuestra nada gloriosa historia, esto nos debería hacer pensar". Su preocupación es tal que insta a los gobiernos de todo el mundo, para que establezcan sólidas medidas de seguridad ante la inesperada llegada de seres de otros planetas. Según piensa, han podido seguir una evolución darwinista semejante a la nuestra, por lo que pueden poseer, al igual que nosotros, conductas negativas y destructivas.

El astrofísico y ex directivo de NASA en España Luis Ruiz de Gopegui está totalmente de acuerdo con sus colegas científicos y piensa que esos seres inteligentes pueden provenir de un desarrollo evolutivo similar al nuestro, así pues "lo más lógico es pensar que este desarrollo debería conducir a formaciones sociales en cierta medida análogas a las que existen en la Tierra, que evidentemente no son modelos de perfección, sino más bien todo lo contrario".

Anuncios

Gopegui es autor de varias obras en las que se plantea con rigor la posibilidad de vida en otros mundos, como: Extraterrestres: ¿Mito o realidad? (1992) y Mensajeros Cósmicos (1994). Considera que es mejor no enviar señales radioeléctricas al espacio, para evitar a toda costa que puedan ser interceptadas por alienígenas agresivos. "No se tiene garantía alguna de que los 'visitantes', si es que alguna vez vinieran, vendrían en son de paz. Y ante esta eventualidad quizá no sea apropiado hacer lo que se está haciendo, pregonar a los cuatro vientos que existimos y que estamos aquí", manifiesta. 

¿Se trata de un excesivo alarmismo o de una necesaria prevención? #Investigación científica