Como en los dos veranos anteriores, la avispa asiática ha vuelto a Epaña. Apicultores de Cantallops, Garriguella y Maçanet de Cabrenys detectaron los primeros ejemplares de esta especie invasora que amenaza sus apiarios. Aunque es casi imposible erradicarla, los apicultores ya están colocando las primeras trampas selectivos para capturar el máximo número de ejemplares. La próxima semana está previsto que los agentes rurales comiencen la búsqueda de los nidos para destruirlos cuanto antes mejor. Marco Rodríguez Arumí, de abejas Ampurdaneses, que el pasado viernes detectó los primeros ejemplares, destaca que la amenazada de la avispa asiática por los apiarios es cada año más importante.



Después de que el año pasado se detectaran cerca de una quincena de nidos de avispa asiática (vespa velutina) en las comarcas gerundenses, esta especie invasora ha vuelto a hacer acto de presencia en el Alt Empordà al inicio del verano . De momento son tres los apicultores que han detectado los primeros ejemplares. Uno de ellos, Marc Rodríguez Arumí, de abejas Empordà, explica que el pasado viernes detectó su presencia en el apiario que tiene en Cantallops. "Hace tres años la amenaza de la avispa asiática era prácticamente anecdótica, pero año tras año se ven más ejemplares que suponen un grave peligro para nuestras explotaciones", explica.



Rodríguez Arumí explica que en primavera las reinas de avispa asiática empiezan a hacer los nidos y que en verano se acercan a los apiarios en busca de proteínas. Normalmente se acercan a las colmenas y esperan que llegue una abeja "cansada" que ha salido a buscar agua, néctar o polen. Una vez las matan se las llevan al nido o en un árbol cercano para comérselo.



Aunque su presencia "aún no es grave", la avispa asiática es un factor más que suma a la hora de reducir la producción de miel. El cambio climático, los pesticidas y esta especie invasora afecta a la producción para que las abejas, alertadas de su presencia, no salgande la colmena para ir a producir.



Los Agentes Rurales ya han alertado en más de una ocasión que la expansión de la avispa asiática es muy difícil de combatir y que nuevos nidos irán apareciendo. Si al inicio sólo se detectaron en las comarcas gerundenses, el año pasado la avispa asiática ya llegó el Vallès Oriental y el Occidental.
#Cataluña