El #Calentamiento global es un hecho que se puede observar en los datos de temperaturas globales de las últimas décadas. Sin embargo, a pesar de no haberse detenido en los últimos años el aumento de temperaturas parece haberse ralentizado respecto a décadas anteriores mientras la concentración de CO2 ha continuado su ascenso habitual de las últimas décadas.

Ahora, un estudio científico publicado en "Nature Communications" apunta a la posibilidad de que las erupciones volcánicas que se han producido en los últimos años puedan haber tenido algo que ver en esa ralentización del aumento de las temperaturas. Hasta ahora los aerosoles volcánicos de la parte inferior de la estratosfera no se habían estudiado en profundidad y apenas se tenían en cuenta.

Anuncios
Anuncios

El nuevo estudio refleja que hasta las erupciones volcánicas consideradas menores pueden tener un efecto sobre el clima del planeta.

En el estudio publicado por Sandra M. Andersson y colaboradores se indica que entre los años 1999 y 2002 no se encontraron grandes cantidades de partículas en la baja estratosfera del hemisferio norte, mientras que entre los años 2005 y 2012 sí. Es más, los investigadores apuntan a tres erupciones volcánicas en concreto: la del volcán Kasatochi en las islas Aleutianas (Estados Unidos) en agosto de 2008, la del volcán Sarychev en Rusia en junio de 2009 y el volcán Nabro de Eritrea en 2011.

Estas tres erupciones volcánicas, que enviaron columnas de material volcánico más allá de los 10 kilómetros de altura, habrían enviado cierta cantidad de partículas volcánicas a la baja estratosfera provocando el reflejo de más radiación solar de la habitual, provocando de esa forma que el calentamiento global se frenara algo.

Anuncios

Erupciones volcánicas mayores como la del Pinatubo (en Filipinas) en 1991 o la del Tambora (en Indonesia) en 1816 sí tuvieron efectos globales claros en el planeta, generando descensos globales de la temperatura en años siguientes e incluso en el caso del Tambora provocando el denominado año sin verano.