La llegada del solsticio de verano vendrá acompañada de un extraordinario espectáculo cósmico: los dos planetas más brillantes del Sistema Solar irán reduciendo su distancia hasta quedar a menos de un tercio de grado de diferencia; fenómeno que se producirá el próximo día 30 de junio.

Pero, ya desde las primeras noches de este mes de junio se han podido -y aún se pueden- observar en el cielo dos puntos muy brillantes que se van acercando desde el oeste. Son Venus y Júpiter, que danzando van acortando su distancia.

Los días claves de esta asombrosa danza serán el 18, 19, 20 y 30 de este mes de junio. A lo largo de estos días, Júpiter y Venus irán acercándose cada vez más en el orbe celeste dando lugar a un fenómeno asombroso, al que se sumará la Luna en su fase creciente durante los próximos días 19 y 20.

De aquí a tan sólo cuatro días, el jueves 18, podremos observar a los dos planetas más luminosos de nuestro Sistema Solar a escasos seis grados de distancia, pudiendo el observador o la observadora tapar su visibilidad con apenas tres dedos de su mano.

Un día después, el 19 de junio, la danza entre Venus y Júpiter tendrá a una invitada de lujo, a nuestra Luna en su fase creciente, formando los tres astros un curioso y luminoso triángulo isósceles, que será como se observe desde cualquier lugar de América del Norte.

Este fenómeno se prolongará en el tiempo, llegando esta curiosa forma geométrica hasta el 20 de junio; que junto con el día 19 serán las dos noches en que mejor se pueda observar esta fantástica exhibición astral, en la que con un simple telescopio podremos ver, según informa Europapress, "la gruesa fase creciente de Venus, la capa de nubes y grandes lunas de Júpiter, y el terreno accidentado de la propia Luna de la Tierra".

Y, por fin, el mayor acercamiento entre Venus y Júpiter se producirá el día 30 de junio. Este día, la distancia entre ambos planetas será tan sólo de un tercio de grado de diferencia, lo que equivale a una longitud menor a la del diámetro de la luna en su fase de llena, pudiendo el observador u observadora ocultarlos con su dedo meñique.

Todo un espectáculo astronómico que está pasando ante nuestros ojos, ¿nos lo vamos a perder? Anotadlo en vuestra agenda, porque se trata de uno de los fenómenos cósmicos más asombrosos que existen: los dos planetas más brillantes y luminosos del Sistema Solar, Venus y Júpiter, están acercándose, mediante una curiosa danza en la que también tendrán como invitada a la Luna, durante todas las noches de junio hasta llegar a la mínima distancia el próximo 30 del mismo mes. Curiosa danza que no debemos perdernos los y las amantes de los misterios y secretos del Universo. #Investigación científica #Secreto #NASA