Mientras seguimos disfrutando de la danza festiva entre Venus y Júpiter, otro fenómeno astronómico tuvo lugar durante la noche del pasado 16 de junio en forma de asteroide potencialmente peligroso.

En efecto, durante la noche de ayer, 16 de junio, el asteroide Ícaro, según informó La Nueva España, pasó "a 21 veces la distancia entre nuestro satélite y la Tierra". Esta proximidad ha llevado a los expertos a tacharlo como de "potencialmente" peligroso, lo que "obligó" a los astrónomos a pasar la noche de ayer en blanco y totalmente alertas para controlar la rozadura de este asteroide.

El asteroide Ícaro se descubrió en la primera mitad del siglo XX, en concreto en 1949 por el astrónomo alemán Wilhelm Heinrich Walter Baader, siendo visto por segunda y última vez antes del avistamiento de anoche en el año 1996.

Su aspecto no es nada extravagante, aparte de su magnitud. Pues se trata de un meteorito en forma de esfera con un kilómetro de diametro y una masa de más de cuatro millones de toneladas, que pasaron rozando durante la noche de ayer nuestro planeta a 21 veces la distancia entre éste y la Luna, lo que lo convierte en potencialmente peligroso.

Este fenómeno astronómico captó ayer la atención mediática por la tendencia de este asteroide de pasar cada vez más cerca en cada avistamiento, por eso la #NASA lo ha calificado como potencialmente peligroso y dentro de los asteroides llamados NEO. Aunque según informan expertos de la propia NASA, "la probabilidad de que cualquiera de estos asteroides impacte contra nosotros equivale a cero. Existen posibilidades de que un gran NEO, aún por descubrir, colisione contra la Tierra, pero la probabilidad de que esto ocurra en los próximos cien años es extremadamente pequeña".

En esta ocasión, el acercamiento del asteroide Ícaro a la Tierra no ha tenido más consecuencias que el no poder verlo con un telescopio normal debido a la poca luz que desprende este cuerpo celeste, aunque sí ha quedado grabado para su retransmisión en streaming. ¿Seguiremos atentos a su trayectoria en su próximo acercamiento a nuestro planeta por si se equivoca en sus cálculos la NASA?   #Investigación científica #Secreto