Los científicos lo han logrado, las levaduras ya no sólo servirán para fabricar pan, vino o cerveza, sino que también podrán producir morfina. Un grupo de científicos norteamericanos acaban de diseñar una levadura que se alimenta de azúcar y excreta morfina. Aunque se trata de una gran noticia para la fabricación de fármacos, el asunto es también peligroso, ya que abre la posibilidad a la fabricación sencilla de drogas ilegales.

Según informan estos científicos, y con la levadura en las manos, el fabricar morfina podría ser tan sencillo como fabricar cerveza casera. Bastarían unos pocos litros de estos cultivos para obtener unos mililitros de morfina líquida correspondientes a una dosis clínica.

Anuncios
Anuncios

John Dueber, uno de los autores del trabajo y científico de la Universidad de Carolina Berkeley en Estados Unidos, ha declarado que se ha conseguido manipular a la levadura para que trabaje igual que la planta de la adormidera.

Este tipo de experimentación científica se denomina biología sintética y ha sido fundamental para la síntesis de fármacos, por ejemplo, vacas que producen leche con insulina. Sin embargo, si esta levadura cayera en manos de las redes del narcotráfico, su uso no sería precisamente medicinal. Por ello, la creación de este nuevo microorganismo ha generado una gran polémica y su uso se está empezando a legislar.

Aunque la levadura todavía no está lista para producir la droga, los investigadores insisten en que pronto se conseguirá. Aunque el paso más complicado podría ser la purificación de la morfina a partir de los medios de cultivo, las instalaciones y los compuestos químicos necesarios para fabricarla serían mucho más sencillos que los utilizados por Walter White y Jesse Pinkman in “Breaking Bad” y no hará falta asaltar ningún tren para obtener la preciada metilamina.

Anuncios

Hoy en día, las redes de narcotráfico necesitan grandes explotaciones de cultivo de plantas de adormidera en países como Birmania y Afganistán para poder producir heroína. Sin embargo, la producción de esta droga, utilizando levaduras recombinantes, permitiría su producción en cualquier lugar del mundo y a costes mucho más reducidos. Por lo tanto, si el narcotráfico se hiciera con esta levadura, los beneficios que obtuvo el bueno (o el malo) de Walter White podrían quedarse en mantillas.

Sin embargo, y a pesar de la facilidad con que se anuncia, suponemos que las leyes y las autoridades policiales estarán a la expectativa para que cualquiera no se pueda marcar un “Breaking Bad” casero utilizando un sencillo kit para elaborar cerveza. #Drogas #Investigación científica