Cada vez más, los nuevos materiales compuestos (conocidos por su denominación en inglés, composites) se hacen un hueco en muchos ámbitos de la industria. La importante mejora de sus propiedades frente a otras piezas desarrolladas con materiales habituales desde hace muchos años, los convierte en un pilar fundamental de los desarrollos tecnológicos que portan la etiqueta: "innovación", "progreso" o "eficiencia".

El nuevo material desarrollado por investigadores de la Universidad Politécnica de Nueva York (EE.UU.) y la empresa Deep Springs Technology, está compuesto de una matriz metálica. Un polímero habitual que contiene microesferas huecas ha dado paso a una aleación de magnesio (elemento químico que no se encuentra en estado libre, forma parte principalmente de sales y óxidos).

Anuncios
Anuncios

Es este cambio el que daría las características nunca vistos hasta ahora, al nuevo material.

La característica principal de este material metálico es que a diferencia de otros metales, flota en el agua (es más ligero) gracias a su muy baja densidad (0,92 g por centímetro cúbico frente 1 del agua). También tiene muy buena resistencia en ambientes marinos, a menudo difíciles, y frente grandes cambios de temperatura. Esta fortaleza se debe a esferas de silicio que se agregaron en la aleación de magnesio. Cada esfera es capaz de absorber los golpes que recibe, lo que da lugar a un producto con una resistencia muy alta frente fuertes impactos.

Muchas perspectivas industriales

En algunas ramas de la industria, este descubrimiento podría abrir oportunidades interesantes. "La capacidad de los metales de resistir temperaturas más altas puede ser una gran ventaja para el uso de estos compuestos en motores", dijo Nikhil Gupta, autor de un estudio estadounidense sobre este tipo de compuestos. No solo la industria de la construcción naval (barcos que nunca se hunden), sino también la de la automoción (vehículos más ligeros y por lo tanto más eficientes) y el ejército podrían verse beneficiados.

El laboratorio de investigación de la armada de #Estados Unidos también ha cofinanciado el proyecto, lo que es evidencia de su interés.

Anuncios

Sin embargo, el proyecto todavía no está en la etapa de lograr productos comercializables. Los científicos aún tienen que hacer muchas pruebas, sobre todo para ver si estas piezas de metal tienen las mismas propiedades a mayor escala. #Investigación científica