El pasado 27 de abril, la Tierra tuvo otra luna, o al menos así lo dijeron los astrónomos, cuando un pequeño asteroide orbitó nuestro planeta por alrededor de 17 horas. Pero todo resultó un error, pues se trataba del telescopio Gaia de la Agencia Espacial Europea.

El Centro de Planetas Menores de la Unión Astronómica Internacional, en Cambridge, que lleva el registro de las pequeñas rocas que hay en el cielo, describió un asteroide con una órbita geocéntrica, sugiriendo que el objeto permanecía ligado al sistema Tierra-Luna, por lo que parecía una luna temporal de nuestro planeta. Pero tranquilos que se trataba de uno de los telescopios espaciales que giran en torno a la Tierra.

Anuncios
Anuncios

Toda la vecindad de nuestra Tierra está repleta de todo tipo de basura espacial y de satélites artificiales. Los científicos de Cambridge ejecutan filtraciones de objetos artificiales para observar los que son rocas, sus movimientos y sus órbitas. Sin embargo esta vez se equivocaron, a pesar que lo habían publicado en su página web, y luego de volver hacer los cálculos tuvieron que rectificarse.

Investigando un poquito más, desde hace muchos años, los astrónomos imaginaron otras lunas, como Fréderic Petit, en 1846, que anunció de una segunda luna que se movía en órbita elíptica alrededor de la Tierra, por supuesto que ésta hipótesis nunca se confirmó, pero sirvió para la inspiración del magnífico escritor de Julio Verne, que utilizó la idea y creó la novela "De la Tierra a la Luna".

Anuncios

Otro científico el Dr. George Waltemath, también dijo que había descubierto pequeñas lunas que orbitaban la Tierra. En 1918, Walter Gornold, astrónomo, afirmó que las lunas de Waltermath existían, publicó resultados y dijo que al menos había observados diez satélites naturales que giran alrededor del planeta.

Todas estas suposiciones ha servido para estimular la búsqueda de pequeños satélites por parte de astrónomos aficionados. En el año 1954, y ya creado el Comité Nacional de Investigaciones de Fenómenos Aéreos, dijeron que habían dos objetos cercanos a la tierra, que habían sido detectado por los nuevos radares. Se publicó en varias revistas científicas de la época, pero el Pentágono desmintió los resultados.

Lo que sí existen son los Cuasi-satélites y los troyanos. Son objetos cercanos a la tierra, que orbitan entre el sol y nuestro planeta. Existen varios: 2010SO16, 2002 AA29 o el 3753 Cruithne. Este último tiene una órbita alrededor del sol y ha sido bautizado como la segunda Luna de la Tierra.

Anuncios

La tierra tiene un asteroide troyano, pequeño gravitando estable en el Punto de Lagrange (solo hay 5 únicas posiciones en que un sistema orbital puede estar teóricamente estacionado respecto los cuerpos celestes sin que le afecte la gravedad), es el 2010CT y tiene 300metros de longitud.

También hay algunos satélites temporales, como el descubierto en órbita polar de solo 5 metros de diámetro, llamado 2006 RH120. Este volvió a su órbita alrededor del sol después de 13 meses de estar en la Tierra, y volverá dentro de 21 años. #Google #Investigación científica #NASA