Los asteroides son rocas espaciales, que pueden ir desde tamaños pequeños hasta trozos de cerca de 1.000 kilómetros. La mayoría de ellos orbitan entre Marte y Júpiter, en el llamado cinturón de asteroides. Una flota de satélites diminutos que orbitan el sol podrían localizar a la mayoría de los asteroides que amenazan la seguridad de la Tierra. O eso es lo que un equipo de científicos proponen ahora.

Otros no están tan seguros. Este plan tiene agujeros lo suficientemente grandes como para que se cuele un asteroide, cuentan los detractores de esta idea. El Congreso de #Estados Unidos ordenó a la NASA, la agencia espacial de la nación, que identificará el 90 por ciento de todos los asteroides más grandes de 140 metros. El Congreso estableció un plazo de hasta el 2020.

Anuncios
Anuncios

La agencia espacial podía cumplir la primera identificación utilizando cinco observadores en miniatura, dicen los científicos en el equipo que incluye a Michael Shao. Él es un astrofísico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadera, California. Todo lo que se necesitaría es que los satélites estuvieran dispuestos dentro de la órbita de Venus.

Algunos otros astrónomos pretenden la construcción y el lanzamiento de un único telescopio espacial, encargado de mantener su ojo en los asteroides. La construcción podría durar de ocho a diez años, con un coste de alrededor de quinientos millones de dólares. Pero la construcción de esos cinco mini telescopios podrían hacer lo mismo, según el grupo de Shao. Una vez puesto en marcha, podrían encontrar todos los asteroides de alto riesgo, en tal vez tres años, y por solo una décima parte de el gran coste del otro proyecto.

Anuncios

Shao propone telescopios de montaje en los satélites en miniatura. Llamado CubeSats, cada uno es de solo 10 centímetros de lado. La tecnología CubeSat ha recorrido un largo camino en los últimos años. Hoy en día, los investigadores pueden identificar los asteroides que se muevan más rápidamente gracias a utilizar algoritmos especiales. Y los equipos de estos pequeños sistemas pueden encontrar rocas más pequeñas, que los telescopios terrestres más grandes no suelen ver, dice Shao. #Investigación científica