El sudario, es una pieza de lino de 4,32 m de largo y 1,10 m de ancho, que fue mostrada por primera vez en 1357, en la colegiata de Lirey en el Aube (Francia). Esta es la tercera exposición en el, milenio después de las de 2000 y 2010. Las anteriores tuvieron lugar en 1998 y 1978, después de varias décadas sin ser exhibido en público. Se espera que millones de peregrinos visiten la exposición de la Sábana Santa de Turín (Italia), en su tercera presentación pública en lo que va de siglo XXI. Las autoridades de la ciudad, están convencidas que el número de visitantes podría superar al de 2010.

Algunos creyentes piensan que en el mítico paño envolvió el cuerpo de Jesús de Nazaret.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, Pierre d'Arcis, obispo de Troyes, en el año 1389 comunicó a Clemente VII, papa de Avignon, el origen fraudulento del sudario. Dos estudios recientes confirmaron que dicha tela de lino databa de la Edad Media, por lo que es evidente que fue muy posterior a Jesucristo

El primer análisis científico, fechado en 1988, se llevó a cabo a petición de la Iglesia Católica que seleccionó cuidadosamente los tres laboratorios involucrados. El análisis de espectrometría de masas concluyó que la fecha de fabricación del tejido está comprendida entre los años 1260 y 1390. Aunque la propia iglesia dio por buenos estos resultados, los partidarios de la autenticidad, se niegan a reconocer las evidencias. Los sindonólogos - creyentes dedicados al estudio de la Sábana Santa - intentaron rebatir esta datación, a través de una multitud de artículos más o menos fantasiosos y solo consiguieron aparecer en una publicación sobre química considerada seria.

Anuncios

Un investigador estadounidense afirmaba que la muestra tomada en 1988 para la datación era irrelevante, pues se correspondería con un arreglo efectuado en el siglo 16 por las monjas Clarisas.

No fue sino hasta 2011 que un segundo estudio vino a confirmar esta datación de la época medieval. El físico británico Timothy Jull, que había participado en el trabajo de 1988 conservó una pequeña muestra de la Sábana Santa del primer análisis. En la revista Radiocarbon publicó imágenes microscópicas para apoyar que "los análisis, efectivamente, se centraron en la estructura original del sudario y nada ha contaminado el proceso de datación".

En resumen, el origen del sudario oscila entre los siglos XIII y XIV. Recordemos que la datación por carbono 14 es de uso común y realizada de forma rutinaria en laboratorios de todo el mundo, sin ningún desafío fuera de lo habitual. Así que científicamente se acabó con la controversia. Aunque para los creyentes, sigue  abierta.

Por lo que respecta a la posición de la Iglesia Católica, en el sitio oficial de la Sábana Santa, se puede leer, "no hay novedades destacables en el ámbito de la investigación, nada se hizo sobre la Sábana Santa después del 21 de abril de 1988, y ni la propiedad ni el depositario de la Sábana Santa, ni terceros están en posesión de material residual esta colección. Todo lo que fue tomado durante los trabajos de restauración de 2002 se inventarió inmediatamente y se colocó bajo custodia, para uso total y exclusivo a discreción de la Santa Sede", lugar que también dedica algunas páginas a la #Investigación científica.

Anuncios

Después de un largo silencio sobre el tema, respetando los resultados de la investigación con C14, la Iglesia ahora no vacila en presentar sus dudas. Esto se puede comprender desde un punto de vista exclusivamente económico, la presentación a los fieles atrajo 2 millones de visitantes a Turín en el 2010. Un golpe de suerte, al que se han de añadir otras actividades con impacto económico como: libros, películas, conferencias e incluso grados en Sindonología o "estudio supuestamente científico de la Sábana Santa". #Religión