Según informa la NASA, el sábado 4 de abril, cuando la luna esté en su fase de llena, tendrá lugar uno de los eclipses lunares totales más cortos del siglo. En efecto, este eclipse lunar, que nos ofrecerá el espectáculo de una 'Luna de sangre', sólo durará en su fase total cinco minutos, un lapso de tiempo muy breve que será el que nuestro satélite necesite para abandonar el cono de sombra de la Tierra.

No obstante, el eclipse lunar tendrá una duración total de 3 horas y 29 minutos, y se podrá distinguir tres fases o momentos: una primera etapa de eclipse parcial que tendrá su inicio a las 10:15 UCT y que cederá su sitio al eclipse total que sólo tendrá una duración de cinco minutos y que transitará entre las 11:58 UCT y las 12:03 UCT, para acabar cediendo su lugar, al tiempo que la luna abandona la sombra de la Tierra, a una segunda etapa del eclipse parcial que acabará a las 13:44 UCT.

Durante este período de tiempo, podremos observar a nuestro satélite teñirse del color de la sangre, coloración que se debe, según la NASA, a que la luz solar que pasa atravesando la atmósfera terrestre filtra la mayor parte de la luz azul de la luna, convirtiéndola en un astro rojizo y, de ahí, su denominación de 'Luna de sangre'.

Este fenómeno astronómico no podrá ser visto en todo el mundo. En esta ocasión, nos toca perdernos este gran acontecimiento a las personas residentes en Europa y África -¡Qué rabia!-; teniendo el gran privilegio de poder observarlo en toda su plenitud quienes vivan en el oeste de América del Norte (Canadá, Estados Unidos, México), en Australia y en el este asiático, mientras que Latinoamérica y el resto de Asia tendrán que conformarse con verlo de forma parcial.

Aunque no debemos perder la esperanza de poder apreciar el espectáculo celeste que nos ofrece la luna en su fase llena cuando se oculta tras la sombra de la tierra y se torna rojiza, del color de la sangre, ya que todavía tendremos otra oportunidad el próximo 28 de septiembre, fecha en la que tendrá lugar el último de los cuatro eclipses lunares totales que forman la llamada tétrada, que no es otra cosa que una sucesión de cuatro eclipses totales, sin que se produzca ninguno parcial entre ellos, y separados entre sí por periodos de 6 meses.

Esta tétrada de 'Lunas de sangre' empezó con el eclipse total lunar del 15 de abril del año pasado, 2014; la segunda cita fue seis meses después, en septiembre de ese mismo año; el que se podrá observar este sábado, 4 de abril, será el tercero, y caerá el telón de la tétrada con el cuarto eclipse que tendrá lugar el 28 de septiembre de este año. Así pues, tendremos una cita con la cuarta 'Luna de sangre' o 'Luna sangrante', dentro de 6 meses; una fecha, sin duda, para anotarla en nuestra agenda, esperando que en esta ocasión se deje ver por Europa.