El cometa Lovejoy pasó "cerca" de la Tierra el 27 de diciembre de 2014, a 82 millones de kilómetros (51 millones de millas). Una distancia insignificante para la cámara más potente del mundo.

La cámara tiene una resolución de 570 megapíxeles. En comparación, las mejores cámaras que se pueden encontrar en el mercado rondan los 24 megapíxeles, si bien es cierto que la calidad de la fotografía depende también de otros factores.

La cámara es capaz de sumergirse en el universo hasta una profundidad de 8.000 millones de kilómetros. Su propósito es captar la luz de las galaxias más lejanas que aporten nuevos datos sobre la composición del universo.

Anuncios
Anuncios

El instrumento óptico forma parte de una investigación sobre la energía oscura llevado a cabo por el Fermilab en su centro de operaciones en Chile. Desde allí, hace cinco años que los científicos vigilan los cielos del hemisferio sur con el objetivo de comprender la energía oscura.

Esta energía oscura es el nombre que se le da a la fuerza desconocida que hace que el universo se expanda cada vez a mayor velocidad. Se calcula que compone en torno al 72% de la masa-energía del cosmos conocido. La materia oscura, cuya composición también se desconoce, constituye alrededor del 23%. La materia visible, aquella que puede ser observada directamente por los científicos, aporta únicamente el 5%.

La fotografía del cometa fue tomada de manera accidental. Se trata de un objeto descubierto en agosto de 2014 por un astrónomo amateur, el australiano Terry Lovejoy.

Anuncios

En diciembre, cuando se tomó esta imagen, el cometa efectuó su tránsito más cercano a la Tierra, llegando a ser visible a simple vista en algunas zonas del planeta.

El cometa está formado por un cuerpo de tres kilómetros de diámetro y una cola de 650.000 kilómetros de largo, que se forma por el desprendimiento de materia según el objeto se acerca al Sol. Los datos contenidos en este artículo proceden del comunicado del Fermilab "Dark Energy Camera catches breathtaking glimpse of comet Lovejoy.