Numerosos psicólogos han demostrado que la capacidad de imitación en los humanos está muy relacionada con el desarrollo de la inteligencia ya que depende de las conductas que ya se posee, pero también de lo interesante y agradable que sea el modelo a imitar.

Pues bien, un grupo de científicos de L'Ocenaogràfic de la Ciudad de las artes y las ciencias de Valencia se han planteado lo siguiente ¿Cómo se desarrolla esta capacidad de imitación en los cetáceos?

El origen de esta investigación irradia en averiguar si éste grupo zoológico también posee tradiciones culturales al igual que los humanos.

El proyecto consiste en evaluar la capacidad de imitar de dos belugas del Oceanografic a través de una metodología sencilla y atractiva.

Anuncios
Anuncios

En un primer lugar el cuidador solicita mediante señas que uno de los animales realice una acción mientras que el otro animal le observa. El fin último de este ejercicio es que el "observador" sea capaz de llevar a término dicha acción satisfactoriamente.

A su vez los entrenadores o "modelos" están separados por un panel, de esta manera las belugas solo pueden ver a su propio cuidador y al otro animal, impidiendo así que puedan ejecutar la acción solicitada por las señales del otro cuidador.

Este proceso experimental comenzó a finales del 2014 donde se empezó con cuatro señales o conductas conocidas por ambos animales y se obtuvo un éxito en la copia del 90%. A partir de ahí, con el fin de ir más allá y aumentar la complejidad del ejercicio, se han ido introduciendo señales nuevas que se componen tanto de acciones como de sonidos.

Anuncios

Según afirman las fuentes, los resultados de este experimento permitirán obtener información acerca de la evolución cultural humana, ya que éstos y los cetáceos podrían compartir respuestas a problemas ecosociales que habría dado lugar a la capacidad de aprender de los demás.

Esta capacidad de imitación facilita la transmisión de distintos comportamientos entre generaciones lo que constituye la esencia de la aparición de tradiciones culturales en los humanos. Este hecho también se comprobó en las orcas, donde se observó que siempre seguían unas mismas estrategias de caza y formas de alimentación. #Investigación científica

Esta posibilidad de imitación de los cetáceos concierne una gran incógnita en ámbito de la psicología moderna actualmente.