El mecanismo de Higgs, que explica la masa de algunas partículas, plantea muchas preguntas que pueden ser respondidas con el descubrimiento de partículas supersimétricas o nuevas dimensiones espaciales. La versión mejorada del LHC, que debe romper nuevos niveles de energía, permitirá a los físicos revisar estos temas dentro de unos meses.



Cuando el CERN fue fundado hace 60 años, los físicos de altas energías, con los aceleradores de la época, encontraron durante 15 años muchas nuevas partículas vinculadas a las llamadas fuerzas nucleares fuerte y débil. Pero a lo largo de este período, los teóricos se mostraban perplejos e incluso cayeron en la desesperación muchos de los más brillantes.

Anuncios
Anuncios

La existencia de estas partículas y fuerzas parecía incomprensible. Todos los intentos de explicarlas en base a la teoría cuántica de campos, exitosa con las predicciones de la electrodinámica cuántica de Feynman-Tomonaga-Schwinger (QED), lamentablemente fracasaron.



Las fuerzas nucleares parecían desafiar a la inteligencia humana. Hubo respuestas, como las teorías de Yang y Mills, el modelo de quarks de Gell-Mann y Zweig y por supuesto el trabajo de Brout, Englert y Higgs, pero fue necesario esperar hasta finales de los 60 del pasado siglo y a la década de los 70, para que fueran consideradas seriamente. En resumen, entre 1955 y 1970 los experimentadores tenían un gran número de fenómenos poco conocidos en el marco teórico de la época, no desarrollado a excepción de la QED. Por lo tanto, el modelo estándar de la física de las partículas estaba en crisis.

Anuncios



La eficacia del modelo estándar

La situación actual es casi la opuesta. Tenemos una gran cantidad de ideas teóricas bien desarrolladas y un modelo del "zoo de las partículas". Pero todavía no hay un solo dato experimental, obtenido en el laboratorio que muestre claramente una desviación de las predicciones del modelo estándar de la física de partículas.



Por lo tanto, no está en crisis, funciona muy bien y eso es lo que hace paradójicamente, que la física se encuentre en una situación bastante incómoda y preocupante. De hecho, existen cuestiones en el modelo estándar que están sin respuesta. El mecanismo de Higgs no explica, el valor preciso de las masas de partículas de materia, incluyendo neutrinos y su campo escalar asociado plantea algunos problemas, empezando por su propio origen. Se piensa que sería posible tener respuesta a estas preguntas y a las demás, si se dispusiera de datos experimentales que apuntaran claramente a que una nueva física sustituye al modelo estándar a energías suficientemente elevadas.

Anuncios



Por lo tanto, la cuestión es si este territorio puede ser explorado por la humanidad. Había esperanza que así fuera durante los primeros años de funcionamiento del LHC, muchos eran los que esperaban encontrar partículas de materia oscura, probablemente supersimétricas, mediante colisiones de protones a unos pocos TeV. También hay quienes predecían dimensiones espaciales extras de la teoría de cuerdas, incluyendo la creación de miniagujeros negros. #Investigación científica



Los tres años de datos del LHC, han contribuido a verificar la existencia del bosón de Higgs, que es de plena conformidad con el modelo estándar de la década de 1970. No hay datos que impliquen una nueva física, se teme que el LHC pronto se enfrentará con la pesadilla de los teóricos, dejando el descubrimiento de partículas que confirmen la supersimetría en un ámbito de energías fuera del alcance de la humanidad en un laboratorio en la Tierra.