El próximo viernes 20 de marzo se podrá ver en toda Europa un eclipse solar parcial que, sin embargo, lo será total en el Ártico, y por tanto podrá ser observado en zonas habitadas como las islas Faroe y Svalbard. En el resto de Europa será más acentuado cuanto más al norte, en Londres el sol se oscurecerá en un 84%, el 75% en París, el 65% en Madrid y el 56% en Roma.

Este eclipse solar será visible sólo desde Europa, el norte de África y de Asia, y tendrá una duración total de poco más de cuatro horas. Comenzará en el océano Atlántico frente a la costa africana, y terminará al este de la ciudad rusa de Krasnoyarsk, en la meseta central siberiana.

Anuncios
Anuncios

Desde Madrid el fenómeno se podrá observar a partir de las 9:05 a.m hasta las 11:18 de la mañana, dándose el máximo a las 10:09 cuando se habrán cubierto dos tercios de la superficie del disco solar.

Este eclipse coincide además con el equinoccio de marzo, que tiene lugar exactamente el 20 de marzo a las 22:45 de la noche. En lugares como el polo norte, donde el sol sale por primera vez tras seis meses de oscuridad, durante el eclipse podrá verse cómo la luna se alejará de la superficie de la Tierra creando la sensación de que sol tiene una especie de halo blanco. La última vez que un eclipse total de Sol coincidió con el equinoccio fue el 20 de marzo de 1662, y tendremos que esperar hasta el 20 de marzo de 2034 para ver el siguiente.

Este eclipse es el primero de una serie de tres eclipses totales equinocciales consecutivos distanciados por 19 años, siendo el del año 2034 el más preciso, ya que será visible en su totalidad desde el ecuador.

Anuncios

El próximo eclipse solar visible como total en España tendrá lugar el 12 de agosto de 2026, seguido de otro el 2 de agosto del año siguiente. Poco después, el 26 de enero de 2028, se podrá ver en España un eclipse anular.

Se recomienda tomar precauciones ya que la observación directa puede provocar ceguera permanente. Entre los consejos o sugerencias están no usar gafas de sol ni dispositivos que no estén debidamente certificados (cámaras, vídeos o telescopios que no tengas los filtros solares correspondientes), usar gafas de eclipse certificadas o bien la imagen proyectada sobre una superficie situada a la sombra.