La noticia se expande a la velocidad de la luz por el universo de las redes sociales, convirtiéndose en un punto brillante que destella hilaridad. Ángeles Durán, nacida en Vigo y residente en Salvaterra do Miño (Pontevedra) es una abogada que encontró un vacío legal, existe un tratado internacional que establece que ningún gobierno puede reclamar propiedad alguna sobre la luna u otros cuerpos celestes porque son patrimonio de la humanidad.

Pero en el tratado no se especifica nada sobre reclamaciones de particulares, así que ni corta ni perezosa, Ángeles acudió a un notario de O Porriño donde, ante el estupor de este, se declaró a sí misma como legítima propietaria del astro rey.

Anuncios
Anuncios

Encontró un precedente en el estadounidense Denis Hope, que figura como dueño de la luna y otros planetas del Sistema Solar, e hizo una fortuna al dividir la cara visible de la luna en unas 3000 parcelas que vendió mayormente por internet.

De hecho la señora Durán lleva el negocio más lejos, ya tiene en mente el cobro de un canon a todo aquel que utilice la energía solar e incluso tiene organizado cómo va a invertir los beneficios que le genere, de un modo muy generoso eso sí. El 50 % se lo cederá a los Presupuestos Generales del Estado, un 20% servirá para financiar las pensiones mínimas, un 10% para investigaciones en el ámbito de la sanidad, otro 10% para erradicar el hambre en el mundo y el último 10% irá en su beneficio.

Pero ante tanto revuelo a Ángeles le ha salido un competidor, más bien un desenmascarador, un rumano llamado Virgiliu Pop, abogado experto en Derecho Público del Espacio, que dice que él ya registró el Sol a su nombre en el año 2001, de hecho lo hizo ante el estupor que le produjo enterarse de la empresa de Denis Hope, escribiendo un libro sobre el asunto "Patrimonio Irreal. El hombre que vendió la luna".Virgiliu dice que tiene muy claro que el sol no le pertenece, porque no es algo que pueda pertenecer a nadie.

Anuncios

Y es que en tiempos de crisis la imaginación se dispara, pero ya lo dice el refrán "cuando el sol sale, para todos sale". #Calentamiento global