La sonda espacial Dawn, lanzada por la NASA y dirigida por el Laboratorio de Propulsión a Chorro tiene como objetivo desde su lanzamiento en 2007, examinar al planeta enano Ceres, tras el análisis del asteroide Vesta, del cinturón de asteroides situado entre Marte y Júpiter, que tuvo lugar entre los años 2011 y 2012.

Cada día está más cerca del planeta enano (cuya superficie representa aproximadamente la de Argentina, no superando su diámetro los 1.000 x 1.000 kilómetros), y ayer fueron desveladas las mejores imágenes hasta la fecha del misterioso cuerpo celeste.

Como novedad, ofrece el descubrimiento de cráteres y puntos brillantes cuyos orígenes no acaban de explicar los astrónomos, y que hacen de este mundo un lugar mucho más interesante de investigar.

Anuncios
Anuncios

Las peculiaridades del astro ya superan para muchos astrónomos su interés hacia ciertos planetas y ya lo equiparan con Titán, la segunda mayor luna del sistema solar (después de Ganímedes, situada en Júpiter) que supera el diámetro de Mercurio.

En estos momentos la nave espacial se encuentra a 80.000 kilómetros del astro y las imágenes que ofrece fueron tomadas a mediados de la semana pasada. Según lo previsto, la sonda penetrará en la órbita del astro a principios de marzo, y esperan que pueda desvelar más misterios sobre los muchos hallazgos que hacen de Ceres un objeto completamente único.

Uno de los principales intereses del equipo de científicos embarcados en esta trepidante misión, es saber más acerca de la composición de este pequeño planeta, sobretodo desde el descubrimiento de los misteriosos puntos brillantes que se observan sobre su superficie y que siembran un sinfín de dudas a la comunidad científica internacional.

Anuncios

Los indicios sugieren que este curioso cuerpo podría tener agua en forma de escarcha en su superficie y una gruesa capa de hielo sobre un núcleo rocoso. El año pasado fue publicada la confirmación de que Ceres contiene agua en abundancia, expulsando al espacio hasta 6 kilos de vapor por segundo. #Investigación científica