Cuando hablamos o nos hablan de investigadores o científicos, nos imaginamos a una persona vestida con una bata blanca y manejando un montón de recipientes de cristal llenos de líquidos de distintos colores y, que de alguno de ellos, estuviera saliendo humo. Esos clichés y mitos están extendidos a lo largo de todo el mundo. Pero la verdad es que no se ajustan a la realidad.

1.- Los sueldos de los investigadores los paga su centro de investigación. En España hay tradición de investigadores funcionarios, CSIC o universidades. Si un proyecto no especifica financiación para becas o contratos, lo habitual es que el salario proceda de fuera del centro de investigación, fondos privados o fondos públicos.

Anuncios
Anuncios

2.- Los investigadores cobran por publicar en revistas científicas. Esto es totalmente falso. A menudo los investigadores tienen que realizar un desembolso para que las revistan publiquen sus resultados. Eso se debe que muchas revistas científicas no incluyen publicidad, su negocio son las suscripciones y las tarifa que cobran a los investigadores.

Aunque no todas cobran por publicar, las que lo hacen cobran por encima de los 1.000 euros. Hay una tarifa que se llama de acceso abierto por la que cobran bastante más dinero. Esta tarifa hace que el artículo esté accesible públicamente y, por lo tanto, tenga mayor difusión.

3.- A los científicos se les paga para que trabajen muchas horas. Los investigadores hacen muchas horas extras, pero estas no se pagan. Pueden llegar a trabajar hasta 15 o horas seguidas para tratar de dar con la clave para encontrar una cura a una enfermedad, por ejemplo.

Anuncios

Las células en cultivo no saben si hoy es viernes o domingo. Y a todo esto se le tiene que añadir los proyectos que tienen que escribir y entregar en los plazos acordados.

4.- La investigación de calidad siempre encuentra quién la financie. Totalmente falso. Prácticamente es nula la financiación que pueden encontrar tanto de fuentes públicas como de fuentes privadas. Podemos estar hablando de entre un 10 o 15 % de los proyectos presentados los que lograron captar financiación.

5.- Los investigadores están formados para manejar presupuestos y escribir. Es falso. Hay algunas carreras de ingeniería que incluyen asignaturas de economía para que los ingenieros puedan gestionar presupuestos y gastos. Sin embargo, los científicos deben ocuparse de esa gestión sin haber recibido formación sobre ello. Y los investigadores no pueden, como pasa con los ingenieros, solucionar los errores de estimación haciendo modificados. Deben optimizar al máximo los medios de los disponen.

Igualmente, gran parte del trabajo de un investigador es escribir proyectos, estudios o comunicaciones a congresos.

Anuncios

Sin embargo, las facultades de ciencias tampoco ofrecen dicha formación, lo que mejoraría la capacidad de comunicación de los científicos. Sin contar que los científicos españoles deben escribir gran parte de sus trabajos en inglés. La mayoría por no decir todas las revistas científicas importantes están escritas en inglés. #Investigación científica