¿Existe agua en nuestro satélite? Es una pregunta que muchos astrónomos se han hecho a lo largo de su carrera. Se aventura la posibilidad de establecer expediciones, e incluso futuras civilizaciones en un futuro lejano, sobre la Luna, el envío de suministros resultaría altamente costoso, llegando a desecharse tal idea por mera incapacidad presupuestaria.

Así, a finales del año 2009, la NASA anunció el hallazgo de la sustancia originaria de la vida en nuestro satélite. Confirmada tras la colisión de la sonda LCROSS, que levantó una columna de material desde el fondo de un cráter que no ha recibido la luz del Sol en miles de millones de años. "La concentración y distribución de agua y de otras sustancias requieren más análisis, pero podemos decir con seguridad que (el cráter) Cabeus contiene agua", anunció el científico Anthony Colaprete, investigador principal de la misión LCROSS.

Anuncios
Anuncios

Más recientes son las nuevas evidencias que arroja el Orbitador de Reconocimiento Lunar, que apuntan hacia la existencia de estos nuevos depósitos ligeramente más abundantes en las laderas de los cráteres del hemisferio sur orientadas hacia el polo del satélite. Este descubrimiento, marca un antes y un después en los estudios relacionados con nuestro único satélite pues se aprecia una clara diferencia geoquímica en diferentes zonas del mismo. Empresas como Bigelow Aerospace, están dispuestas a invertir en este tipo de proyectos si el Gobierno estadounidense les procura garantías y protección internacional.

Además, de contar con una estimación de unas 1.600 millones de toneladas de agua en sus polos en forma de hielo y una enorme cantidad de tierras raras ocultas bajo su superficie, la Luna se ha convertido en un objetivo ideal para estas sociedades mineras.

Anuncios

En la película de James Cameron, Avatar, la compañía para la que trabaja el protagonista busca un cotizado mineral denominado unobtainium en el satélite Pandora, ¿será este un precedente para lo que pueda ocurrir en un futuro con el nuestro? #Investigación científica