Desde hace semanas, California está siendo el punto de mira de las noticias ya que ha sido aquí donde ha aparecido el ultimo brote de una enfermedad la cual se consideraba erradica desde el año 2000 en Estados Unidos, el sarampión. Todo ocurrió en Dysneyland, donde aparecieron los primeros brotes así como contagios entre lo infantes del parque, por lo que este lugar de diversión está en boca de todo tipo de medio comunicación, lo cual no está siendo nada beneficioso para ellos. La medida que han tomado es limitar el paso solo a niños que hayan sido vacunados contra esta enfermedad.


Nosotros nos preguntamos, ¿pero hay niños que no estén vacunados contra el sarampión?, así es, ya que multitud de padres escogen la opción de no vacunar a sus hijos por la razón de que éstas no son obligatorias, por lo que no lo hacen. Son los llamados "antivacunas". La consecuencia de este suceso es mas grave de lo que creemos, ya que las enfermedades vuelven y contagian de una forma mas eficaz. 

Padres "antivacunas"


Este movimiento nació en el momento en el que el Doctor Andrew Wakefield hizo público un artículo en la revista The Lance, en el cual explicaba cómo a partir de la vacuna triple vírica contra sarampión rubeola y paperas surgía autismo en los niños a los cuales se le administraba. Este escrito inició una revuelo en el mundo de la sanidad así como en la sociedad, ya que fueron muchos de los médicos los que dejaron de prescribirlas y los propios padres quienes sacaban conclusiones del autismo de sus hijos.


Fueron muchas las investigaciones que desmintieron este artículo, hasta que en 2008 se demostró que todo era una farsa, y que el doctor modificaba las pruebas para conseguir las conclusiones deseadas. No obstante el daño ya estaba hecho, y muchos de los padres continuaban pensando esta teoría aunque hubiera sido firmemente desmentida. Éstos son padres que se informan que leen y comparan y que realmente piensan que la mejora en la salud es únicamente por las buena situación de higiene y que se mantienen en el pensamiento que las vacunas son un negocio mas.


Vacunar, ¿por qué?


Aunque muchos de los padre se mantienen en sus trece en no vacunar a los pequeños, las organizaciones de la salud lo recomiendan por:


  • Los virus no han sido erradicados: es muy frecuente preguntarse el por que se vacuna si esta enfermedad no existe, pero ahí esta el problema; no existe por las vacuna que se ponen, pero la enfermedad sigue existiendo aunque no sea en ese país.
  • Inmunidad de grupo: no solo hay que pensar en salud de tu niño sino en la de todo su alrededor, entre los niños el contagio es mas fácil que entre la gente más mayor, ya que hay mas contacto entre ellos, con el exterior, con el suelo, etc.
  • Coherencia: mucha de la mortalidad infantil vienen dada por falta de recurso contra enfermedades en los países pobre, mientras que en el primer mundo nos sobran las posibilidades de cura, si las tenemos se deben aprovechar.