El cáncer de cerebro es particularmente difícil de tratar, especialmente el glioblastoma que tiene una tasa de supervivencia baja. Una nueva técnica basada en el efecto Raman permite a los neurocirujanos identificar con más eficacia, durante una operación, las células cancerosas. Mejorando el pronóstico de supervivencia de los pacientes

En 2015 se celebra el Año Internacional de la luz. Está dirigido a que el público en general comprenda cómo la ciencia de la luz y las tecnologías derivadas, han sido importantes para el progreso de la humanidad. Un buen ejemplo es el artículo publicado en la revista Science que resume el trabajo de investigadores Neuro (Instituto y hospital neurológico de Montreal), de la Universidad McGill, de CUSM y del Politécnico de Montreal.

Anuncios
Anuncios

Han desarrollado un dispositivo médico de interés en el tratamiento del cáncer de cerebro, se trata de una sonda portátil de espectroscopía Raman.

Fue en 1928 cuando se descubrió un fenómeno óptico curioso, independientemente por los físicos Chandrasekhara Venkata Raman y Leonid Mandelstam. Raman fue galardonado con el Premio Nobel de Física por este descubrimiento, recompensa que después recibiría su brillante sobrino, el famoso astrofísico Subrahmanyan Chandrasekhar.  

El efecto Raman, un arma contra el glioblastoma

Raman y Mandelstam mostraron que, en algunos casos, la luz que entra en un material se transmite con un cambio de frecuencia. Pronto, lo que ahora se llama el efecto Raman se utilizó para caracterizar la composición cristalina y estructura molecular de sustancias químicas.

Anuncios

Incluso hoy en día, es una poderosa herramienta de diagnóstico para caracterizar moléculas y sólidos, cuyo uso se ha vuelto mucho más fácil desde el advenimiento de los láseres y sensores CCD.

Según explicó uno de los autores del artículo en Science, el Dr. Kevin Petrecca, jefe del servicio de neurocirugía, especialista en cáncer de cerebro en Neuro: "A menudo es imposible distinguir visualmente las células cancerosas de las células normales en el cerebro, por lo tanto es frecuente la persistencia de células cancerosas invasivas después de la cirugía y la recurrencia del cáncer y en consecuencia un peor pronóstico". #Investigación científica