El consumo de cannabis ha demostrado provocar sensación de hambre después de su consumo, en ocasiones, habiendo ingerido una comida copiosa unas horas antes, ¿a qué se debe este fenómeno?

Según las últimas investigaciones de un equipo de científicos internacionales (concretamente, de Australia, Alemania y Estados Unidos), la clave reside en la respuesta neuronal, las células cuya función es la regulación de la sensación de hambre y de saciedad, pasan a comportarse de modo diferente al habitual, privando de esta percepción al sujeto.

De acuerdo con la publicación de la revista Nature, una de las más antiguas y famosas revistas científicas (no está especializada en ningún campo en concreto, publicando artículos en una amplia variedad de temas, aunque su principal área es la biología), estos estudios pueden abrir la puerta a los especialistas para perfeccionar nuevos tratamientos para la lucha de enfermedades como la anorexia tan serias y comunes a la vez, en mujeres adolescentes.

Anuncios
Anuncios

No es la primera vez que la prestigiosa revista publica algo al respecto, pues hace un año, esta misma publicó otra posible causa para la rara consecuencia. Según los datos, la droga posee un componente denominado THC, que estimula los receptores cerebrales asociados al sentido del olfato.

Muchos son los expertos, como la reconocida doctora Raquel Peyraube, especialista en uso problemático de drogas, que han defendido públicamente los muchos usos medicinales que puede tener el cannabis en tratamientos de otro tipo de enfermedades como el cáncer.

"Con el cannabidiol, que no tiene viaje ni efecto, se usa tanto en los días previos y en el acompañamiento de la quimioterapia y las personas pasan mejor sin nauseas ni vómitos".

¿A favor o en contra de la permisibilidad de las drogas en el terreno médico? Bien es cierto que en muchos aspectos, drogas como el alcohol, pese a ser legales, cuentan con efectos más adversos, lo que representa una de las principales bazas para quienes defienden su legalización.

Anuncios