Investigadores de la Universidad de Leeds, en el Reino Unido, han descubierto un código genético que utilizarían muchos virus, incluyendo la #Gripe y la poliomielitis, con el fin de infectar a su huésped. Según sus resultados, publicados en PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences), este código está incluido en el ARN (ácido ribonucleico) del material genético del virus (el equivalente del ADN en los humanos). Si se comparan los procesos biológicos con una guerra, se están cifrado señales que permiten que un virus se propague de manera eficiente.

Los investigadores compararon el proceso de descifrar este código a otro histórico: la famosa máquina Enigma utilizada por el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial para cifrar sus comunicaciones, y el matemático Alan Turing, sería comparable con los investigadores de Bletchley Park en el Reino Unido.

Anuncios
Anuncios

El investigador Peter Stockley, afirmò "Descubrimos la máquina Enigma de los virus ARN. No sólo podemos leer este código, sino también bloquear y detener el despliegue del virus. Y así prevenir la infección".

Todo comenzó en 2012 cuando investigadores de la Universidad de Leeds descubrieron cómo la secuencia de ARN del virus se pliega en su capa externa. Un proceso notable porque cada nucleótido que conforma la secuencia debe ser doblado correctamente para su posterior incorporación en la cápside viral (la capa más externa del virus). Para que finalmente el virus se multiplique. A pesar de la complejidad, el virus resuelve este problema en unos pocos milisegundos.

¿Cómo logra el virus alcanzar esta hazaña? Con matemáticos de la Universidad de York, los investigadores desarrollaron algoritmos para descifrar el código genético detrás de este proceso, dando lugar a modelos informáticos.

Anuncios

Usaron sus modelos con el virus satélite de la necrosis del tabaco, un virus que infecta numerosas plantas, y utilizaron a una técnica llamada "espectroscopia de fluorescencia" para monitorizar el plegamiento del ARN del virus. Y de esta manera fueron capaces de descifrar el código.

Se sabía desde hace años que el ARN lleva el código genético que se utiliza para crear proteínas virales pero no se sabía que ocultara, un segundo código útil para el ensamblaje del virus. Es como encontrar un mensaje secreto en un informe y ser capaz de descifrarlo. Este estudio va más allá, ya que también demuestra que es posible diseñar moléculas que interfieren con el código, por lo que sería imposible de descifrar y se detendría eficazmente la multiplicación del virus. Los investigadores esperan que su descubrimiento y el modelo informático que han desarrollado pueda servir para nuevos tratamientos. Queda por probar su modelo en los virus que infectan a los seres humanos. #Investigación científica