La prueba de ADN de perros es asequible y completa desde 2007. Sin embargo quienes poseen gatos y desean descifrar la raza de su mascota, se encuentran con que no existen tales pruebas para los felinos.

Este hecho refleja el estado de la ciencia subyacente. Desde que se secuenció el primer genoma completo del perro hace diez años, los genetistas han identificado cientos de genes responsables de enfermedades caninas y rasgos físicos. En comparación, sólo un puñado de estos genes han sido identificados en los gatos.

Un grupo de genetistas está trabajando para cerrar esta brecha mediante la secuenciación del genoma de 99 gatos domésticos.

Anuncios
Anuncios

Recientemente los investigadores dieron a conocer los primeros resultados de su iniciativa "99 vidas".

¿Qué pasa con los gatos?

En 2007, el primer genoma secuenciado de un gato era el de un gato abisinio llamado Cinnamon. Sin embargo, los errores y las deficiencias en los datos estancaron el mapa genético, y la resolución completa del genoma no se publicó hasta 2014. El genoma de Cinnamon nos enseñó que los gatos domésticos no son muy diferentes de sus contrapartes salvajes, a pesar de los 9000 años transcurridos de domesticación.

Los perros han sido favoritos de los genetistas porque padecen muchas enfermedades análogas a las de los seres humanos y su endogamia intensa hace que sea fácil detectar variaciones genéticas. Además, los perros también se benefician de criadores entusiastas, veterinarios y sus propietarios que hacen fácil el reclutamiento de perros para los genetistas.

Anuncios

Para equilibrar la balanza, el genetista Leslie Lyons, de la Universidad de Missouri, EE.UU., puso en marcha la iniciativa "99 vidas". Sus objetivos son simples: ampliar la cobertura del genoma del gato, mejorar la calidad de los datos e identificar variaciones genéticas detrás de enfermedades felinas específicas.

Pero los humanos también pueden beneficiarse de la investigación, diabetes tipo 2, asma, atrofia de la retina y otras numerosas condiciones de los gatos, tienen estrechas similitudes con la enfermedad humana. Los gatos también pueden infectarse con un virus que está muy relacionado con el VIH y experimentan síntomas similares a los de las personas con SIDA. #Animales

Hasta la fecha, el equipo de Lyons ha secuenciado los genomas de 56 gatos a un costo de aproximadamente 7500 $ cada uno. La financiación de la investigación se ha planteado a través de donaciones por igual de criadores y propietarios. En la actualidad, su equipo está estudiando las bases genéticas del enanismo felino y los genes que portan los gatos plateados, por nombrar alguno.