Una investigación innovadora, nos está permitiendo, ver la actividad neuronal en el cerebro de un bebé, mientras crece en el útero. Claro está que lo padres, al observar sus chequeos de embarazo, no son capaces de comprender todo lo que para los científicos, supone ese acto. Y siguen investigando, pues aseguran, falta mucho para conocer toda la profundidad del cerebro en su fase de creación como tal. Aún así, hace unos días, asegura Vaughan Bell, reconocido neurocientífico, en el diario The Guardian, que las herramientas que se están empezando a usar, para seguir estos estudios durante la gestación, son un triunfo y permiten observar perfectamente este seguimiento.

En la universidad de Wayne State, la investigadora Moriah Thomason, acaba de desarrollar una técnica basada en las resonancias magnéticas funcionales del cerebro de los fetos, en diferentes periodos de crecimiento, durante su desarrollo en el útero. Así, puede observar cada semana como se adelanta en su crecer. Aún con todos estos avances, la investigadora, se encuentra con diversos impedimentos para realizar estas pruebas que señalé, pues para que dichas resonancias, sean certeras y sirvan para observar dicho progreso, debe de existir una inmovilidad completa, cosa que en los tres últimos meses de embarazo, resulta muy complicado, debido a que el nonato en ese periodo, ya casi es imparable en su bolsa materna.

Con un trabajo exquisito, y salvando los problemas comentados, se ha armado de paciencia y ha logrado recopilar escáneres individuales igual orientados, que al juntarlos entre ellos, siguiendo la frecuencia y el orden, como si de fotogramas se tratara de una película, y ha conseguido crear una secuencia.  Para conseguir, tan solo uno de estos escáneres, ha invertido treinta horas de recopilación de imágenes, a lo que hay que sumar, cada uno de los escáneres hechos y agregar el comentado montaje para poder seguir la secuencia.

Gracias a estos estudios se está logrando saber más detalles del desarrollo cerebral. Por ejemplo, que a partir de la semana 24 del embarazo,las primeras áreas cerebrales, se empiezan a enlazar y coordinar su actividad, o que en los últimos meses de gestación, el feto presenta una actividad en las áreas relacionadas con el oído, lo que les lleva a pensar, que es el momento en el que ya comienza a experimentar, con ese sentido. En este periodo, esa actividad, también se ve en los ojos, que se empiezan a mover dentro de las cuencas, demostrando actividad.

Todos estos estudios del desarrollo del cerebro en el embarazo, son la clave para el futuro de la salud, como sería en el caso del autismo, y tantas otras enfermedades relacionadas con el cerebro, de ahí, que se estudie tan a fondo durante los exámenes prenatales.  Esta investigación innovadora, está permitiendo ver, la actividad neuronal en el cerebro de un bebé mientras se desarrolla dentro de su madre. ¡Bien por todos estos estudios! #Investigación científica