Cada uno de los planetas de nuestro sistema solar ha sido estudiado por una o varias sondas desde que comenzara la carrera espacial hace medio siglo. Esta afirmación es correcta, si nos atenemos a que Plutón, tras años de debate acerca de si se lo debería considerar el más pequeño de los planetas o el mayor de los asteroides, concluyó con su inclusión dentro de la nueva categoría de planeta enano, tal y como ocurrió con Ceres, situado entre Marte y Júpiter.

El próximo 19 de este mes se cumplirán nueve años desde el despegue de New Horizons, una sonda que lanzó la NASA para por fin, lograr obtener nuevos datos del astro.

Anuncios
Anuncios

Hace hoy un mes, dejó atrás su anterior fase de hibernación para a mediados de enero, iniciar una valiosa toma de fotografías y analizar otros factores como el viento solar o las partículas de alta energía que en él se dan.

Los astrónomos esperan además, que a mediados de julio se sitúe a tan solo 13000 kilómetros del mismo, para más tarde, continuar hacia el cinturón de Kuiper, donde esperan encontrar nuevos cuerpos celestes que sin duda constituirán grandes hitos de la investigación astronómica de este nuevo siglo.

Los objetos descubiertos hasta ahora en este desconocido cinturón poseen en su mayoría tamaños comprendidos entre 100 y 1000 kilómetros de diámetro. Se cree que este cinturón es la fuente de los cometas de corto periodo de nuestro sistema solar. El primero de estos nuevos objetos fue descubierto en 1992 por un equipo de la Universidad de Hawái.

Anuncios

Más de 800 objetos del cinturón de Kuiper han sido observados y durante mucho tiempo los astrónomos han considerado a Plutón y Caronte como los objetos mayores de este grupo hasta se descubrió 50000 Quaoar, más grande que Caronte. Más tarde, encontraron Sedna, más aún que el anterior pero aún menor que Plutón.

No obstante, en 2005 fueron descubiertos los nuevos astros: Makemake, Haumea y el gigantesco Eris, mayor que el propio Plutón, lo que le valió ser conocido como como el legendario Planeta X.