Para los amantes de la astronomía, este final del 2014 y comienzo del 2015 ha supuesto el poder atisbar un nuevo cometa . El "Lovejoy", denominado el cometa verde por las estelas de dicho color que desprende y deja a su paso. Lleva el nombre del astrónomo australiano que lo descubrió, junto con cuatro cometas más de Terry Lovejoy.

 Este cometa que se estima tiene 13.000 años se acercó a la Tierra a finales de diciembre, pero al llegar y comenzar este 2015, es cuando ha alcanzado una magnitud considerable, para poder ser visible a simple vista y en condiciones de relativa oscuridad.

El día 20 de enero tendremos Luna nueva por lo que del 15 al 25 de enero tendremos una condiciones óptimas para poderlo observar. De entrada, se muestra como una nebulosa algodonada blanca, aunque con prismáticos se podra contemplar todos sus particulares matices. Todo esto, claro está, bajo condiciones perfectas de oscuridad y buen estado metereológico, como aseguran los entendidos en la materia, estudiosos de los astros y sus estelas, que con sus telescópios nos descubren tantas cosas nuevas del universo.

El cometa C/2014 Q2 Lovejoy se ha ido acercando a la tierra, pudiendo verse en según qué puntos ya el día 7 de enero, para disfrute de curiosos y estudiosos de estos fenómenos, que con binoculares o un telescopio sencillo pudieron contemplarlo. Para otros muchos, deberemos esperar aún unos días para poder deleitarnos de esta maravilla llegada del universo.

Ya hay constancia de alguna foto, lograda en estos días previos a su culmimación y podemos observar lo grandioso y maravilloso del fenómeno, que comenzó su andadura de visión en el hemisferio sur, donde lo atisbaron antes, y que se ha ido desplazando hacia el hemisferio norte proporcionándonos la posibilidad de contemplarlo en breve en nuestro país, España.

Disfrutemos de este hecho cuando nos llegue el turno. Saquemos todos nuestros artilugios para poder ver y gozar de estos regalos, que de vez en cuando, nos aporta el infinito. Ese que tanto nos queda por estudiar y tanto nos queda por descubrir...