La Nave espacial New Horizons inició ayer su esperado análisis del sistema del planeta enano Plutón. A muchos puede que les sorprenda esta mención de sistema, pues desde el descubrimiento en 1978 de su satélite Caronte, no se poseían datos de ninguno de los otros cuerpos que lo orbitan.

Existen cinco satélites conocidos de Plutón, siendo el mencionado Caronte el mayor de todos, a la vez que el más grande en comparación con su astro anfitrión (de hecho, el tamaño tan parecido que tienen Plutón y Caronte propicia el efecto gravitacional conocido como planeta doble). Sus otros satélites son Hidra, Nix, Cerbero y Estigia, notablemente diminutos y todos con nombres referentes al inframundo.

Anuncios
Anuncios

Dennis Reuter, un conocido científico del New Horizons, publicó un artículo relacionado en la página web de la NASA en el que se podía leer:

"Aunque tenemos algunas ideas sobre lo que esperamos encontrar, no puedo dejar de pensar que la historia se repetirá de nuevo y nos veremos sorprendidos por algo nuevo, algo que no esperamos ver."

La misión espacial en cuestión, se considera un hito en la historia de la astronomía moderna, que de hecho, recopilará nueva información sobre los objetos transneptunianos del cinturón de Kuiper, donde se dice que pueden encontrarse nuevos planetas en su sentido más amplio.

Esta última afirmación vino de manos de nuevas investigaciones llevadas a cabo por las universidades Complutense y de Cambridge, que sostienen posibilidades matemáticas de encontrar nuevos objetos de masa planetaria más allá de Plutón que justifiquen la estabilidad de las órbitas de estos diminutos objetos.

Anuncios

Se espera que las primeras fotografías de Plutón y su sistema sean enviadas el próximo día 25, pero será a mediados del mes de julio cuando esta sonda espacial efectúe su mayor aproximación al astro.

Después de las Voyager 1 y 2, New Horizons se trata de la sonda con mayor velocidad de lanzamiento desde la Tierra hasta el momento, alcanzando respecto al Sol una velocidad máxima de 15,1km/s. #Investigación científica