Actualmente pasamos horas y horas mirando las notificaciones que nos llegan a nuestros smartphones y actualizando nuestros estados y fotografías de las redes sociales favoritas; muchas personas piensan que estar tanto rato pendiente de lo que sucede en estos portales causa cierto estrés, sin embargo un estudio ha desvelado que esto no es cierto ya que sucede todo lo contrario, al menos para las mujeres.

El estudio, que ha sido realizado por Pew Reseacrh Center, ha podido demostrar que una gran parte de las mujeres que mandan tweets varias veces al día, se hacen al menos un par de fotos y también mandan y reciben una media de 20 correos electrónicos diariamente tienen un estado de estrés mucho más bajo que aquellas que no usan las nuevas tecnologías.

Anuncios
Anuncios

El nivel de estrés es de un 21% menos en general.

Por otra parte, este estudio también ha dejado ver estos datos en el caso de los hombres. Parece ser que en este caso los hombres sienten una indiferencia por el uso de estas tecnologías, ya que no experimentan ningún cambio en sus niveles de estrés. Sus investigadores declaraban que en un principio pensaban que encontrarían una evidencia empírica de que el uso de las redes sociales nos crea un estrés, pero para su sorpresa esto fue todo lo contrario a lo esperado.

En este mismo estudio también hemos podido ver las noticias que más afectan a los hombres y las mujeres cuando están navegando por las #Redes Sociales. Ellas tienden más a sufrir cuando se enteran de la muerte de algún familiar de uno de sus contactos, mientras que los hombres sufren más cuando se enteran de que alguno de sus amigos ha sido despedido de su puesto de trabajo o le ha pasado algo importante.

Anuncios

Este estudio recoge las emociones de más de 1.800 personas que decidieron colaborar con el proyecto, estas también tuvieron que responder a una serie de preguntas que suelen usar los especialistas para saber el grado de estrés que padecen en cada momento. Estas respuestas fueron combinadas con los resultados de otra encuesta sobre el uso que hacían de las redes sociales; una vez finalizado el proceso, el equipo de Pew Research pudo comenzar a sacar conclusiones con un margen de error de tan solo el 2'6%.