Me habían citado para una entrevista de trabajo y, casualmente, esa mañana, me desperté con un tremendo dolor de cabeza. Los nervios, me dije. El corazón me dio un vuelco al ir a echar mano de un simple analgésico. Hacía meses que no abría el botiquín y, los medicamentos de uso "habitual", habían caducado. El que estaba más próximo a la fecha actual, supuestamente, había dejado de estar en uso, hacía más de 5 años. Pero, obligado te veas. Pensé que, cuando más, no me haría efecto y recé porque no me hiciera mal. Pero, ¡sorpresa! No solo no sufrí ningún efecto negativo, sino que, el dolor de cabeza se esfumó en unos minutos.

Esto, hizo que me cuestionara muchas cosas y busqué información al respecto.

Anuncios
Anuncios

Una breve información por si os veis en un caso similar. Mis sospechas, una vez confirmadas, no dejan de sorprenderme: La caducidad de un medicamento, no significa que pase a ser peligroso e ineficaz, tan solo es un indicativo del fabricante respecto a su máxima efectividad.

¿Por qué, si no, las "Fuerzas Armadas norteamericanas" vienen utilizando medicamentos caducados mucho tiempo atrás? El visto bueno lo dio la propia agencia gubernamental de EE.UU, la FDA (Food and Drug Administration), para que todos nos entendamos: Agencia de Drogas y Alimentos.

Y vamos un poco más allá. El doctor, Lee Cantrell, del "Sistema de Control de Tóxicos de California", Estados Unidos, afirma que la mayoría de los medicamentos son efectivos durante décadas.

A los estudios médicos de Cantrell, se unen los de los científicos de la Universidad de San Francisco.

Anuncios

En una publicación de la revista Archives of Internal Medicine, afirman que, la fecha de caducidad, no exime al medicamento de mantener todas sus propiedades durante un larguísimo periodo de tiempo.

¿Por qué entonces se engaña al ciudadano, cuando los medicamentos administrados al personal del Ejército de los EE.UU., llegada su fecha de caducidad, son revisados periódicamente por la FDA confirmando su efectividad en un 95%? El siguiente proceso es cambiar la etiqueta donde figura la "siguiente fecha de caducidad" y listo. Mientras tanto, los medicamentos para uso público, almacenados en los arsenales, son reemplazados llegada su fecha límite; menos los de las "Fuerzas Armadas", claro está. Volvemos a toparnos con los verdaderos beneficiarios de este "fiasco": Las multinacionales farmacéuticas". Sigo conservando aquel analgésico caducado, hace ya más de siete años. Y lo que te rondaré, morena.