MER-B (más conocido como Opportunity) es un robot activo que fue enviado a Marte en el 2004, siendo el segundo de los dos vehículos robóticos de la NASA que aterrizaron con éxito en el planeta hace poco más de una década.

Llegó el 25 de enero, tres semanas después de su gemelo, MER-A (Spirit), que el 3 de enero cumplió su décimo primer aniversario. Ambos robots forman parte del 'Programa de Exploración de Marte' de la NASA. El Opportunity se encuentra ahora captando imágenes desde la cima de una colina marciana, mientras los ingenieros continúan arreglando un problema de su memoria flash, ya que ha sufrido serios problemas informáticos sobre la información almacenada durante los últimos meses.

Anuncios
Anuncios

El vehículo espacial logró ayer enviarnos imágenes de la superficie marciana, muy esperadas tanto por la comunidad científica como por los aficionados a la astronomía. Es sorprendente lo mucho que se ha alargado esta misión de exploración espacial, ya que, originalmente, fue preparada para 90 días marcianos (24 horas 39 minutos 35,244 segundos. Es aproximadamente un 3% más largo que el día solar terrestre).

Fueron muchos los miembros de la misión que esperaban poder verlo en pleno funcionamiento por un periodo más largo de tiempo. El 8 de abril de 2004 la NASA anunció la extensión de la misión hasta septiembre de 2004. En julio de 2004, se propuso prolongarla 250 días. Finalmente, tras más de una década desde su aterrizaje, todavía continúa en funcionamiento, arrojando, junto al Curiosity, nuevos datos para conocer más del cercano planeta rojo.

Anuncios

Otras interesantes misiones espaciales no tripuladas actualmente en marcha son la New Horizons, también impulsada por la agencia espacial estadounidense y cuyos objetivos son la exploración del planeta enano Plutón y sus satélites, para más tarde, adentrarse en el denominado Cinturón de Kuiper, donde esperan divisar nuevos cuerpos celestes lejanos, en los cuales, por supuesto, a diferencia de ciertos planetas exteriores, no esperan encontrar vida. #Investigación científica