Elon Musk, el acaudalado empresario norteamericano, continúa su ritmo imparable, en una entrevista concedida a los medios, ha declarado que se siente profundamente optimista respecto a Space Explotation Technologies Corp, su empresa fabricante y pionera en la fabricación de cohetes comerciales y que llevará carga a la Estación Espacial Internacional. Su empresa tiene una demanda de parte de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos por realizar contratos de lanzamiento de satélites. Además de este conflicto judicial, habló ilusionado de la fábrica "Tesla" de baterías para coches eléctricos que quiere poner en funcionamiento en Reno (Nevada).

Los satélites son para Musk un punto vital en el objetivo de que exista un asentamiento humano en Marte. Este plan de construir satélites comerciales, le proporcionaría financiación y conocimiento para poder afrontar su objetivo "marciano".

Anuncios
Anuncios

Según sus propias palabras, intentarán hacer con los satélites lo que ya se ha hecho con los cohetes.

Tesla Motors es su otro caballo de batalla y la innovadora compañía tendrá cambios en su gama. El nuevo modelo "Tesla X" combina lo mejor de mini-furgoneta y un utilitario deportivo, hará su debut a finales del verano, después de varios retrasos en su lanzamiento al mercado. Los adelantos en materia de conducción autónoma lo hacen ser un vehículo altamente esperado y que ampliará el mercado al que se enfocaba la marca.

Las mujeres son las protagonistas de este vehículo, pues más de la mitad de los pedidos en firme son de ellas, algo opuesto al modelo "S", que tiene como principales clientes a los hombres con cerca de dos tercios de compradores. La marca sigue concitando expectación y de momento sigue su marcha ilusionante.

Anuncios

Musk sigue su ruta y pobre del que quiera apartarle de sus ideas, ambición que puede llegar a buen puerto si se van cumpliendo todos sus objetivos. Por el momento, la demanda de la Fuerza Aérea será el primer escollo que tendrá que afrontar en su objetivo final, colonizar Marte.