Una sonda de China, lanzada hace casi tres meses para un vuelo de prueba, que incorpora una cápsula para recogida y devolución a la Tierra de muestras lunares, alcanzó la órbita de la Luna. Continúa el avance de la República Popular China en el campo de la exploración espacial, que en diciembre de 2013 ya había marcado un hito con su histórico alunizaje. Según la Administración Espacial Nacional de China, la nave entró en órbita alrededor de la Luna esta semana, a una distancia de entre 200 y 5300 kilómetros, dando una vuelta cada 8 horas.

Según Zhou Jianlian, ingeniero jefe del Centro de Control Aeroespacial de Beijing, el módulo está equipado con un sistema de cámara diseñada específicamente para ayudar a la identificación de lugares de aterrizaje para la futura misión Chang'e 5, que debería traer muestras lunares a la Tierra en el año 2017. Ha sido la primera vez que una nave espacial china alcanza el punto L2 (uno de los puntos de la órbita en el que las fuerzas gravitatorias de la Tierra y la Luna están en equilibrio). Si la misión espacial Chang'e 5 se completa sin problemas, China procederá con el siguiente objetivo: llevar al hombre a la Luna en 2030.

El gran interés de China por la Luna se debe a la posibilidad de explotar un isótopo raro de helio que según algunos científicos podría satisfacer la demanda global de energía en el futuro.

Anuncios
Anuncios

Incluso hay quienes calculan que sería posible atender las necesidades energéticas de la humanidad, como mínimo por 10000 años. El helio 3 (constituido por dos protones y un neutrón) podría alimentar plantas de fusión limpias, pues no es radiactivo. En la Tierra es escaso porque la atmósfera y el campo magnético impiden que el helio 3 solar llegue a la superficie, sin embargo en la Luna no hay nada que lo impida.

Por ejemplo, una carga completa de una nave como un transbordador espacial, alrededor de 40 toneladas, podría generar la energía consumida en Estados Unidos en un año. Este proceso en la Luna requeriría una zona de minería del tamaño de Washington DC. Las reservas de la Luna del isótopo helio 3 se estiman en un millón de toneladas.