La leucemia es una enfermedad oncohematológica que hoy en día afecta en el mundo a miles de niños, debido a su alta incidencia en ellos. Tristemente es una enfermedad que por muchos éxitos en su curación que coseche, actualmente se lleva la vida de bastantes niños afectados por ella.

Emma Whitehead fue diagnosticada de un tipo de leucemia conocida como leucemia linfoblástica aguda de células B en 2012, una de las leucemias más agresivas de las que existen debido que el 20% de los casos es resistente a todos los tratamientos quimioterápicos, e incluso, al transplante de médula ósea. Pero ella consiguió curarse tras un nuevo tratamiento experimental de origen inmunológico.

Anuncios
Anuncios

Dicho tratamiento se investigó en estudio que consistía en una nueva y revolucionaria terapia génica, en la cual se utilizó un fármaco que emplea un glóbulo blanco, conocido como leucocito, que fue modificado genéticamente y que recibió el nombre de CTL019. Lo que se consiguió con esto es que este fármaco atacara a las células defensivas que estos pacientes tienen alteradas y producen la enfermedad y, de esta forma, “educar” a otro tipo de linfocitos conocidos como linfocitos T a que acaben con ellas. Estos linfocitos T son extraídos del mismo paciente afecto de la enfermedad para posteriormente ser modificados mediante diversas técnicas de ingeniería genética. Finalmente, son reintroducidos ya modificados en el organismo del paciente para que ataquen y destruyan a las células sanguíneas cancerosas, mediante la destrucción de una proteína que se encuentra en la membrana celular del linfoblasto.

Anuncios

Sin embargo, estos linfocitos T modificados también atacan a los linfocitos B sanos del paciente, los cuales son indispensables para el correcto funcionamiento del sistema inmune y, además, también provoca un síndrome denominado “síndrome de liberación de citoquinas” que entre otros muchos síntomas provoca broncoconstricción y disnea (sensación de falta de aire) por lo que aún el estudio se encuentra en sus fases iniciales. #Investigación científica