Como bien sabemos, la obesidad es hoy en día una situación prácticamente globalizada pues la sufren millones de personas en el mundo. Esta cifra se acrecienta más si tenemos en cuenta que no sólo son las mujeres obesas las que tienen problemas para la fertilización sino que también esto juega en contra en mujeres afectadas de sobrepeso.

Además de todos los problemas estéticos que sufren estas mujeres, la obesidad también genera diversos trastornos del metabolismo con el consecuente desarrollo de enfermedades endocrinológicas (Diabetes Mellitus) y cardiovasculares (Hipertensión Arterial) que se aúna todo en lo que conocemos como Síndrome Metabólico cuyo eje central es la obesidad.

Anuncios
Anuncios

Pues bien, un nuevo estudio realizado por el Centro de Fertilización In Vitro de Asturias (CEFIVA) demuestra que las mujeres obesas tienen más dificultades a la hora de quedarse embarazadas. Como ya se demostró en un estudio anterior, la leptina es la responsable de la causante de hipertensión arterial en individuos con un peso superior a lo saludable, en este caso, es también esta hormona la que juega el papel fundamental a la hora de la fertilización en estas mujeres.

El estudio revela que estas mujeres tienen aumentados los niveles de leptina en el líquido folicular, el líquido que recubre a los óvulos. Este estudio publicado en la conocida revista sobre medicina sexual y reproductiva Fertility & Sterility, revela que las mujeres que padecen obesidad al mismo tiempo de poseer niveles mayores de leptina que las mujeres delgadas también ofrecen mayor resistencia a la acción de ésta.

Anuncios

Lo que explica el representante del estudio, el andrólogo Carlos García-Ochoa es que el hecho de que estas mujeres tengan aumentados los niveles de la hormona en sangre y, consecuentemente, en el líquido folicular puede llegar a afectar a la probabilidad de quedarse embarazada.

Como conclusión, tenemos que la obesidad también provoca problemas a la hora de querer quedarse embarazadas además de todas las ya conocidas patologías que se derivan de ella. Así, es importante mantener una dieta saludable y baja en grasas, amén de la realización de ejercicio diario para mantener nuestra buena salud y la de nuestros hijos. #Investigación científica