La física cuántica es un conocimiento científico que injustificadamente se utiliza para explicar todo, se describe como la física misteriosa que nadie entiende. Recientemente han aparecido artículos de prensa que afirman que "la física cuántica nunca ha sido tan fácil", como si una nueva investigación hubiera resuelto un gran misterio. No es así, el trabajo analiza la conexión entre la dualidad onda-partícula, y lo que se conoce como incertidumbre entrópica.

La cuántica muestra algunas propiedades extrañas. Por ejemplo, las entidades cuánticas muestran algunas propiedades similares a las partículas y a las ondas. Esta dualidad onda-partícula, aparece en los resultados de ciertos experimentos, tales como el efecto fotoeléctrico y el experimento de la doble rendija.

Anuncios
Anuncios

En ámbitos de divulgación, estas entidades se presentan "a veces" como una partícula y "a veces" como una onda, dependiendo del experimento que se lleve a cabo. En realidad, los objetos cuánticos son simplemente objetos cuánticos, y se pueden realizar experimentos que demuestren su comportamiento como partícula u onda.

Otro aspecto es el principio de incertidumbre de Heisenberg, es el hecho de que no se pueden medir simultáneamente en un objeto, donde se encuentra (posición) y hacia dónde se dirige (impulso), con precisión. El principio de incertidumbre no es una consecuencia de los dispositivos de medida, sino un aspecto fundamental de la cuántica. Por ejemplo, no podemos medir simultáneamente con exactitud el momento y la posición de un electrón, porque los electrones no tienen una posición y un momento simultáneos.

Anuncios

Este factor de "confusión" conduce a fenómenos físicos importantes, como el efecto túnel cuántico, fundamental en la fusión nuclear en el sol. Hay otros pares "difusos" de magnitudes como la energía y el tiempo, lo que conduce a partículas virtuales y a la radiación de Hawking.

Según diversos medios, una nueva investigación ha demostrado que la dualidad onda-partícula y el principio de incertidumbre de Heisenberg son la misma cosa. Pero cualquiera que haya seguido un curso de cuántica, probablemente ha visto alguna deducción que muestra que la primera conduce a la segunda, y viceversa. Así que lo difundido no es nuevo. La novedad es cómo se relaciona con la entropía. Aunque por lo general hablamos de la teoría cuántica en términos de partículas y ondas, también puede ser tratada en términos de información. De esta manera, la incertidumbre de Heisenberg no es solo un límite de lo que puede medirse, es un límite de la cantidad de información que un sistema cuántico puede contener. Es útil para una amplia gama de campos, como la criptografía cuántica y computación cuántica.

Anuncios

Otra cosa que sabemos es que la cantidad de información que contiene un sistema puede estar relacionada con la entropía de ese sistema. Así, el principio de incertidumbre se puede generalizar como una especie de incertidumbre entrópica.

Se ha debatido si la incertidumbre entrópica y la dualidad onda-partícula eran una misma, al igual que la dualidad onda-partícula y el principio de incertidumbre lo son. Una publicación anterior argumentó que no eran equivalentes, sin embargo este nuevo trabajo muestra que en realidad lo son. Esto es útil para las personas que estudian la información cuántica, pero no es un avance que revolucione la cuántica. Es un buen trabajo, pero lamentablemente los artículos de divulgación más populares no ven más allá de las exageraciones. #Investigación científica