Todas las flores del mundo tienen un olor que las caracteriza. Hasta ahora se creía que ese olor era creado exclusivamente por la misma flor utilizando diversas vías bioquímicas para producir compuestos orgánicos volátiles que era lo que le daba el aroma. Pero ahora científicos de CREAF junto con los de la UAB han descubierto que no solamente olemos el aroma que desprende las flores, sino que también el de los hongos y los microorganismos que las recubren.

Para llegar a esta afirmación, los investigadores han utilizado las flores del saúco pulverizándolas con antibióticos para deshacerse de los microorganismos y de los hongos, no sin antes estarse seguros que no afectaba al contenido floral interno de compuestos volátiles.

Anuncios
Anuncios

El resultado dio, que aunque el antibiótico no dañara a la planta, el aroma que desprendía era mucho menor. Además los tipos de compuestos que emitía la flor eran diferentes, pues tanto los hongos como las bacterias pueden producir aromas, aparte de que las mismas plantas responden con compuestos químicos ante alguno de estos microorganismos.

Así pues quedo totalmente demostrado que las flores además de oler a flores huelen a todo tipo de hongos y organismos que las recubren, y sí se eliminan el olor que desprenden será totalmente diferente al que estamos acostumbrados a oler cuando olemos una flor determinada.

El estudio no solo es valioso a la hora de crear y elaborar fragancias aromáticas, sino que también sirve para la producir mejor algunos antifúngicos en los cultivos. Pues está bien documentado que los aromas que desprenden las flores permiten su comunicación química con otros organismos, entre ellos con los polinizadores, y ante el descenso de insectos que llevan a cabo esta función y a la alteración de los aromos que desprenden las flores, sería aconsejable revisar algún que otro producto de fumigación.

Anuncios

Pues al eliminar algunas bacterias u hongos se cambia totalmente el tipo de aroma que la flor desprende, variando su comunicación química con los insectos que le sirven de polinización y en definitiva para su reproducción.